Primer doble traspié unionista

Orbegozo se lamenta tras no conseguir meter el balón dentro de la portería de Osasuna Promesas. / F. DE LA HERA
Orbegozo se lamenta tras no conseguir meter el balón dentro de la portería de Osasuna Promesas. / F. DE LA HERA

El Real Unión cayó en el Stadium Gal contra Osasuna Promesas, acumula dos semanas con derrotas y se descuelga ligeramente de la cabeza. El filial rojillo fue el primer equipo que se llevó puntos de un campo que hasta ahora nadie había conquistado

BORJA OLAZABAL IRUN.

El Real Unión no está mostrándose muy competitivo como visitante, de hecho solo ha conseguido cuatro de los quince puntos a los que ha optado cuando ha tenido que viajar, pero los triunfos que estaba logrando en el Stadium Gal le valían para mantener el ritmo de los equipos de la parte alta de la tabla.

Hasta el sábado nadie había conseguido sacar nada del campo irundarra y eso le daba al equipo entrenado por Asier Santana cierta sensación de solvencia. A pesar de que el juego no era del todo bueno, los puntos estaban sobre la mesa y el Real Unión se colocaba muy cerca de la zona de play-off. De hecho, durante varias semanas ha estado empatado a puntos con el cuarto clasificado y a uno o dos del segundo y tercero.

Pero esta viga que sujetaba a los de Irun se cayó el sábado. Nada diferente a otras semanas sucedió sobre el terreno de juego. Quizás, esa es la peor de las noticias. Y es que el juego ni gustaba ni gusta, pero los resultados permitían sonreír a los aficionados unionistas. En el choque ante Osasuna Promesas, un equipo que afrontó el encuentro partiendo de puestos de descenso, el juego no gustó y el resultado, tampoco.

Al contrario que en otras ocasiones, los txuribeltz no aprovecharon las dos ocasiones que tuvieron, y lo de dos ocasiones es algo literal, y acabaron siendo arrollados por un equipo que nunca te puede arrollar en el Stadium Gal.

Cierto es que nada más empezar el choque Orbegozo tuvo una buena opción para marcar y que Galán falló un penalti. Todo hubiera cambiado si el balón hubiera acabado en la portería, pero los únicos que consiguieron ver puerta fueron los rojillos. Marcaron cuatro goles, uno de ellos en propia puerta, para que el partido acabará con un sonrojante 1-3.

El público, con lógica, acabó enfadado con su equipo, pero una vez más, la indiferencia ante lo que sucedió fue lo predominante. Y esto, otra vez, es otra de las peores noticias que deja el Real Unión cada semana.

Sus aficionados, ni sienten ni padecen. Ni con las victorias, ni con las derrotas.

A cuatro del cuarto

Con la derrota ante Osasuna Promesas, los unionistas se quedan con los dieciséis puntos que alcanzaron hace dos semanas.

Tras dos partidos seguidos perdiendo, la primera vez que pasa esta temporada, el Real Unión ha caído a la sexta plaza, pero se ha alejado de la zona de play-off de ascenso a Segunda.

Los irundarras tienen por delante a la Real Sociedad B, que es quinta con diecinueve, y están a cuatro del equipo que marca los puestos con premio, el Burgos. También tienen veinte puntos, como los burgaleses, el Racing, tercero, y el Sporting B, segundo.

El que se sigue disparando en la clasificación es el líder Mirandés, que ya ha llegado a los veinticuatro puntos y que sigue sin conocer la derrota.

Más

Fotos

Vídeos