El presupuesto municipal aumentará en otros 3,5 millones de euros

El concejal Miguel Ángel Páez, en las dependencias del área de Impulso de Ciudad. /  F. DE LA HERA
El concejal Miguel Ángel Páez, en las dependencias del área de Impulso de Ciudad. / F. DE LA HERA

El Gobierno local negociará 2,1 millones con la oposición, mientras que el resto se incorporará mediante una Resolución de Alcaldía

IÑIGO MORONDO IRUN.

La liquidación del pasado ejercicio dejó un remanente de algo menos que seis millones de euros. 1,2 millones se emplearon en incrementar salarios de trabajadores municipales por la actualización de sus funciones y, ayer, el delegado de Hacienda, Miguel Ángel Páez, confirmó que «otro millón lo vamos a reservar para imprevistos que puedan surgir en lo que queda de año o por si se nos reclamara devolver parte de la aportación del Fondo Foral de Financiación Municipal».

Restados también los reconocimientos de deuda, habrá una modificación presupuestaria de 3,5 millones, pero sólo 2,1 millones se llevarán ante el Pleno. Una Resolución de Alcaldía incorporará a las cuentas de 2018 el resto, 1,4 millones de euros, de forma automática. «Con eso pretendemos atender con celeridad diversos aspectos», apuntó Páez. «Uno de los principales tiene que ver con el muro entre la calle Juan Thalamas Labandibar y Darío de Regoyos». Desde hace años, el área de Obras ha venido observando el deterioro de este elemento de contención y, pese a que se actuó eliminando un vuelo que existía para aligerar la carga, «los técnicos han comprobado que se sigue moviendo y que es urgente estabilizarlo». Será una actuación de 850.000 euros.

Ahí se incluyen también fondos para complementar las obras que ya se están ejecutando en el frontón Uranzu y en las instalaciones San Marcial-Txingudi de tenis, padel y piscina al aire libre. En el primer caso, se trata de 90.000 euros para contratar el mobiliario y el equipamiento del recinto deportivo para que se pueda colocar en cuanto acabe la obra. En el segundo, una cuantía mayor, 380.000 euros, se usará para conectar las futuras instalaciones a la red de datos de los servicios municipales, a la red de saneamiento de Servicios de Txingudi y a la red de Policía Local, «además de completar una conexión peatonal hasta allí».

Un último apartado recoge el restante, 140.000 euros, «para reforzar diversos servicios de Bienestar Social, con mejoras salariales en el nuevo contrato del comedor social y punto de encuentro y el equipamiento del futuro centro nocturno».

Propuesta para negociar

Páez también dio a conocer ayer la propuesta que ha trasladado al resto de grupos para los 2,1 millones que irán a pleno, «aunque estamos dispuestos a negociar cada euro. Con la relación de fuerzas que hay en el pleno, no podría ser de otra manera».

Como arranque para buscar acuerdos lanzó un paquete «con varias propuestas». Una de ellas es «una partida plurianual para la obra de la primera fase de la Ronda Sur». En 2018 apenas serían 50.000 euros, pero comprometería 2,2 millones más para los próximos ejercicios. Algo similar propone en la reurbanización de la calle Lapice, «una actuación que la A VV y los vecinos nos vienen reclamando». Para poner en marcha el proyecto, se habilitarían 50.000 euros este año y 650.000 para completarlo en 2019.

El grueso de la propuesta se reparte entre aceras, alumbrado, ejes peatonales y «partidas para prácticamente todas las áreas del Ayuntamiento, completando lo que no llegaba a cubrir el presupuesto inicial. Es una tendencia cada vez más marcada», afirmó Páez. «La aprobación del presupuesto permite poco más que garantizar el funcionamiento del Ayuntamiento y son los ahorros generados que recoge la liquidación los que permiten la inversión a mitad del ejercicio», explicó.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos