Pleno en todos los sentidos

WordCamp Irun utilizó para sus conferencias y talleres las instalaciones de Mondragon Unibertsitatea en Palmera-Montero Gunea.
/F. PORTU
WordCamp Irun utilizó para sus conferencias y talleres las instalaciones de Mondragon Unibertsitatea en Palmera-Montero Gunea. / F. PORTU

Irun acoge este fin de semana un congreso sobre WordPress, una herramienta gratuita para crear webs

IÑIGO MORONDO IRUN.

Algo pasaba ayer en Palmera-Montero Gunea. Movimiento de gente entrando y saliendo con acreditaciones al cuello, muchas de esas personas con camisetas de colores... ¿De qué va esto?, quería saber alguno. Hay una respuesta rápida, «es la WordCamp Irun», que posiblemente deje exactamente igual a quien preguntaba. Hay también una respuesta larga. Es compleja, pero interesante. Vamos punto por punto.

personas acudieron ayer a la WordCamp Irun
más o menos la mitad, de la ciudad y la provincia; la otra mitad, desde distintos lugares de toda España.

Lo primero, WordPress. Es, que me perdonen los expertos, una especie de programa gratuito para hacer páginas webs. En España, el 65% de las páginas usan ese sistema.

Por muy gratuita que sea la plataforma, si se utiliza tanto es porque funciona mejor que bien. La culpa de eso la tiene una enorme comunidad mundial que aporta contenido y mejoras y una Fundación WordPress que canaliza y optimiza todo ese esfuerzo.

Aprendizaje y camaradería

A la gente que colabora para hacer un WordPress mejor le gusta juntarse y conocerse. Cuando lo hacen en su entorno y con cierta regularidad, lo llaman 'meetup'. En Irun hay una de esas congregaciones que nació impulsada por un vecino de la ciudad, Pablo Moratinos. Animada por la propia Fundación WordPress, esta meetup local se lanzó a organizar un congreso sobre el tema, lo que en argot llaman WordCamp. Se trata de una fórmula muy extendida, aunque normalmente limitada a grandes ciudades. Irun acoge ayer y hoy la primera que se celebra en Gipuzkoa.

En estas WordCamps participan veteranos de la plataforma, usuarios noveles y mentes curiosas con deseos de aprender. Hay una lista enorme de charlas que se desarrollan en paralelo. La de Irun se abrió ayer, por ejemplo, con conferencias simultáneas de la prestigiosa diseñadora italiana Piccia Neri y de Fernando Tellado, uno de los más reconocidos expertos de WordPress del país. Así, quien acudía a una se perdía la otra, pero todas y cada una de las veintitantas ponencias se pueden ver gratis en WordPress.tv.

El disfrute en vivo, desde luego, no tiene comparación. Casi 200 personas lo hicieron ayer. «Era el máximo de aforo que podíamos permitirnos. Lo hemos vendido todo», explicaba Moratinos, que insistía en que no son los 20 euros de la inscripción los que sufragan el evento, «sino el apoyo de tantos y tan buenos patrocinadores y colaboradores». Detalló que más o menos la mitad de los asistentes «son de Irun y de otros municipios de Gipuzkoa. Los demás. del resto de Euskadi, de Navarra y también de Madrid, Andalucía, Canarias...»

Ayer fue día de conferencias. Se habló de programación, pero también de redacción para web (lo hizo una experta local, la pasaitarra Noelia Jiménez), de diseño en general y tipografías en particular, de trucos para ordenar el código, de colores... y en las paradas para el café y la comida (todo incluido), de eso y de la vida en general. Porque quedó claro que, más allá de aprender, esto de la WordCamp también va de conocer gente con la que se comparten intereses y pasarlo bien. Los que se estrenaban en el asunto se sintieron mimados y salieron entusiasmados; los veteranos, felicitaron efusivamente a los organizadores.

Pero la WordCamp no ha acabado. Culmina hoy con una jornada práctica de trabajo comunitario. Un día de pico y pala en versión digital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos