El plan B para las pistas de Plaiaundi está en Olaberria

Olaberria. La alternativa a Zubieta que maneja el Gobierno municipal para el traslado de las pistas de Plaiaundi, junto a Servicios de Txingudi, fue una de las analizadas hace más de diez años. / F. PORTU
Olaberria. La alternativa a Zubieta que maneja el Gobierno municipal para el traslado de las pistas de Plaiaundi, junto a Servicios de Txingudi, fue una de las analizadas hace más de diez años. / F. PORTU

Se trata de Beko Errota, la parcela que sigue al edificio de la sede central de Servicios de Txingudi, frente a la calle Perujarán. El Gobierno ha comunicado a clubes y oposición su propuesta alternativa

IÑIGO MORONDO IRUN.

El desarrollo de Zubieta va lento, mucho más de lo que el Ayuntamiento de Irun necesita para poder trasladar allí las instalaciones deportivas que actualmente se encuentran en Plaiaundi. El campo de rugby y la pista de atletismo son un lunar de feo aspecto en el hermoso parque marismeño. Desde la perspectiva de los clubes, este equipamiento también ha ido acumulando deficiencias. Pese al esfuerzo municipal en su mantenmiento, está limitado en cuanto a iluminación y accesos, carece de transporte público y mamíferos e insectos no comprenden que no forma parte de su hábitat.

Tanto el alcalde, José Antonio Santano, como el delegado de Urbanismo, Xabier Iridoy, se han manifestado recientemente sobre el requerimiento al Ayuntamiento de Hondarribia para que éste aporte plazos sobre Zubieta. Pero hasta esa respuesta está tardando también, así que ambos han admitido sin tapujos que existe un plan B, una ubicación alternativa para que, en cuanto se confirme por cuestión de tiempos la inviabilidad de Zubieta (aún considerada la opción principal y más adecuada), Irun se lance hacia la solución del enquistado problema. Según ha podido saber este periódico, el destino de las pistas de Plaiaundi está en Olaberria, en una parcela del ámbito Beko-Errota que ya fue analizada, hace más diez años, entre aquellas susceptibles de acoger el traslado.

Fuentes municipales han confirmado que, previo movimiento de tierras, esta parcela, situada justo después de la sede de Servicos de Txingudi, dispone de superficie suficiente para que la futura instalación reciba, en una versión moderna y mejorada, todo lo que tiene actual: campo de rugby, pista de atletismo, graderío, vestuarios, servicios complementarios y un pequeño aparcamiento. Otra ventaja es que ya en la actualidad la Línea 3 de los autobuses municipales llega hasta la zona y que incluso la conexión peatonal con el centro de la ciudad es más que aceptable pese a que no se encuentra integrada realmente en el casco urbano.

Cuando hace diez años se analizó junto al resto de las zonas que podían acoger las pistas de Plaiaundi (Zubieta, Puiana, Arbes, Osinbiribil, Meaka e Iparralde-Gal), Beko-Errota se descartó porque no se había producido el debate social y político sobre el futuro del valle de Olaberria. Una década después aún no se ha aprobado el Plan Especial de Protección del valle, que está en redacción, pero sí parece más claro que entonces que esta parcela quedará fuera del mismo.

Beko-Errota parece haber puesto de acuerdo a los dos grupos de la coalición de Gobierno. Ahora, los clubes usuarios de las instalaciones de Plaiaundi han sido informados sobre esta posibilidad y también los grupos de la oposición. Aunque la gestión no dependerá de terceros, como en el caso de Zubieta, sí lo harán las autorizaciones medioambientales, que ya han echado por tierra otros planteamientos anteriores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos