La pista de patinaje vuelve esta Navidad a la plaza del Ensanche

La pista de patinaje se instalará el 15 de diciembre en la plaza del Ensanche. /  F. DE LA HERA
La pista de patinaje se instalará el 15 de diciembre en la plaza del Ensanche. / F. DE LA HERA

El programa incluye también una bola gigante de Navidad que visitará las zonas comerciales, música en la calle y diferentes animaciones La novedad de este año son tres toboganes que se instalarán en el mismo lugar

M.A.I. IRUN.

Tres toboganes de 3 metros de alto y 35 de longitud por los que deslizarse a bordo de un trineo son la novedad de la campaña de dinamización navideña de este año. Se instalarán en la plaza del Ensanche, donde también se colocará, como en las navidades de 2014 y de 2015, una pista de patinaje.

El delegado de Impulso de Ciudad, Miguel Ángel Páez, dio a conocer ayer las actividades previstas y afirmó que «todos los años buscamos alguna novedad que convierta a Irun en un referente. Tenemos una ciudad cómoda, amable y muy atractiva comercialmente en estas fechas». El objetivo de la campaña es hacer de Irun «un lugar único para disfrutar en familia en estas fechas tan especiales».

La pista de patinaje tendrá una superficie de 200 m2 y, al igual que los toboganes, se colocará el 15 de diciembre. Existirá la posibilidad de adquirir entradas combinadas para disfrutar de ambas atracciones: por 3,50 euros los adultos y 2,50 los menores de 13 años, se podrá patinar 20 minutos en la pista y tirarse tres veces por los toboganes. También se podrán adquirir entradas por separado: en este caso, los precios serán de 3 euros los adultos y 2 euros los niños para la pista de patinaje; y 1 euro para los toboganes.

Rosco de Reyes gigante

Otro regreso es el de la bola de Navidad gigante de la que ya se pudo disfrutar el año pasado, y que de nuevo volverá a visitar las zonas comerciales de la ciudad. Los iruneses podrán hacerse fotografías en su interior en puntos como Pío XII, Larreaundi, la plaza Urdanibia, Palmera Montero, la plaza San Juan o Luis Mariano.

La programación navideña de este año cuenta, además, con varias iniciativas que tendrán a la música como otra de las grandes protagonistas: habrá conciertos de góspel con el coro Ametsa Gazte y el Coro Zaria y teatro de animación callejera con el espectáculo de los Coches Locos, entre otras actuaciones.

Y, como previo a la noche más mágica del año, se invitará a todos los iruneses a degustar el 5 de enero el dulce más típico de esa fecha: «vamos a tener un rosco de Reyes gigante en los jardines de Luis Mariano», explicó Miguel Ángel Páez. El obrador Arbelaiz de Irun será el encargado de elaborar el rosco.

El delegado destacó que esta programación, sumada a la del área de Cultura y a los talleres y propuestas del Museo Oiasso, hacen que prácticamente desde la segunda quincena de diciembre y hasta después de Reyes todos los días vaya a haber alguna actividad en la ciudad. Esta intensa programación, unida al PIN de Ficoba, «hacen que Irun sea una opción inmejorable para comprar y disfrutar de la Navidad».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos