165 personas han participado en las reuniones informativas sobre el SAD

Asistentes a la reunión informativa celebrada en Ventas./
Asistentes a la reunión informativa celebrada en Ventas.

Las características del nuevo servicio se han difundido a través de siete encuentros en AAVV y centros sociales

M.A.I. IRUN.

Las características del nuevo Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) se han difundido entre la ciudadanía a través de una serie de charlas en asociaciones vecinales y centros sociales de Irun, puestas en marcha en febrero desde el área de Bienestar social. «El año pasado abrimos una reflexión para mejorar un servicio que entendemos es fundamental en la atención de las personas más vulnerables de la ciudad y del que Irun es un referente», explicó el delegado del departamento, Sergio Corchón.

«Fruto de ese trabajo de estudio y contactos con las trabajadoras, en octubre aprobábamos el nuevo reglamente del SAD y en 2018 entraban en vigor las nuevas tasas. Como resultado, tenemos un nuevo recurso, más reforzado y capacitado para cubrir nuevas necesidades y demandas de la ciudadanía; un modelo que estamos dando a conocer». El delegado de Bienestar Social ha querido transmitir su agradecimiento a las 165 personas que han participado en las siete sesiones celebradas, y recordó que los servicios sociales siguen abiertos para quienes quieran tener información de primera mano acerca del SAD.

Este recurso está dirigido a personas que tengan dificultades para valerse por sí mismas. Consiste en la realización de tareas domésticas, cuidado personal y acompañamiento con el fin de mejorar la calidad de vida en el hogar. Con el nuevo reglamento, se han introducido novedades importantes, como un mayor número de actividades de asistencia. Hay que añadir también que las tarifas se han reducido para hacer este recurso más atractivo. Cabe señalar que bajan más de un 20% las tarifas máximas para la atención personal y doméstica, tanto en los días laborables como en fines de semana y festivos. Esta reducción de las cuotas máximas supone también una reducción del resto de tarifas, que se calculan en base a la capacidad económica de cada persona usuaria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos