Un paso más para la salvación

Los jugadores del conjunto irundarra caminan con paso firme hacia la tranquilidad. /  F. DE LA HERA
Los jugadores del conjunto irundarra caminan con paso firme hacia la tranquilidad. / F. DE LA HERA

El equipo entrenado por José Luis Ribera acumula seis jornadas sin perder, en las que solo ha recibido un golEl Real Unión, que está en la zona media de la clasificación, recibe al Lealtad de Villaviciosa, que marca los puestos de descenso (17.00)

BORJA OLAZABAL IRUN.

Parece que en este mundo del deporte siempre se habla de lo mismo. Pero es que hay veces en las que resulta inevitable. Estos días se ha incidido mucho en la importancia de la defensa. Lo hemos hecho a la hora de referirnos al Bidasoa-Irun y lo vamos a hacer para presentar el encuentro de esta tarde, a partir de las cinco, en el Stadium Gal entre el Real Unión y el Lealtad.

Los irundarras están en un buen momento de forma. La tormenta ha quedado atrás y, aunque sigue lloviendo, el equipo se dirige hacia una zona en calma. Una de las claves de esta mejora que ha llevado a los unionistas a no perder ninguno de los seis últimos partidos está en el paso adelante que ha dado la defensa.

El cuadro txuribeltz es uno de los más goleados del grupo segundo, con 33 tantos en contra, pero en las seis últimas jornadas solo ha encajado un gol. Que Otaño no tenga que recoger balones de su portería ha permitido al Real Unión sumar doce de dieciocho puntos posibles y escalar a la parte media de la clasificación.

El Lealtad, en problemas

Hoy visita Irun un Lealtad en serios problemas clasificatorios y que no está nada afinado de cara a la portería rival. Si los hombres entrenados por José Luis Ribera mantienen el nivel defensivo mostrado desde hace mes y medio, tendrán, como mínimo, uno de los tres puntos que se pondrán en juego.

Pero después de haber empatado la semana pasada contra el Caudal, el colista, no vale con empatar ante el Lealtad, que es cuarto por la cola y marca los puestos de descenso a Tercera División.

El Real Unión debe hacer bueno el punto sumado hace siete días con una victoria que le permita dejar de lado, casi de manera definitiva, la parte roja de la clasificación.

Después de haber caído al puesto de promoción de descenso, el equipo de Irun ha subido posiciones hasta colocarse en el puesto doce de la tabla. Los irundarras tienen 33 puntos en su casillero y su único objetivo real es asegurar cuanto antes la permanencia.

Once puntos de ventaja

Los once puntos de ventaja que tienen con su rival de hoy permiten hablar de una situación tranquila, pero el equipo no puede caer en la relajación. La bocanada de aire definitiva para olvidar la sensación de ahogo llegaría sumando un triunfo esta tarde. Y es que meterle catorce puntos al descenso a falta diez jornadas para que acabe la temporada, sería como para no pasar problemas.

Lo que sí que parece imposible es soñar con algo más que con terminar el curso de manera aseada. El Burgos, que está justo por delante de los de Irun en la clasificación, tiene ocho puntos más. Y si echamos un vistazo a los puestos de play-off, la brecha es insalvable. El Racing es cuarto con 48 puntos, quince más que el Real Unión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos