El de hoy es el partido más difícil de esta liga para el Bidasoa en Artaleku

Iker Serrano lanzando ante la portería del Logroño en el último partido disputado en Artaleku. /  F. PORTU
Iker Serrano lanzando ante la portería del Logroño en el último partido disputado en Artaleku. / F. PORTU

Muiña, Salinas, Kauldi, Azkue, Cavero y quizás Ledo tendrán que ver el partido desde la gradaUn Bidasoa-Irun en cuadro recibe a las 19.00 al Cangas de Morrazo

I.A. IRUN.

Vamos a excluir el partido contra el Barcelona, ese no cuenta. A partir de ahí, de los otros catorce partidos que el Bidasoa-Irun va a disputar esta temporada en Artaleku, el de hoy es el más difícil. No, el Cangas de Morrazo no es un equipo de Champions League. De hecho el pasado ejercicio libró la categoría por los pelos. En este caso la dificultad del partido reside más en cómo se encuentra el equipo amarillo y no tanto en la entidad del rival. Que, tampoco nos engañemos, la tiene.

El Bidasoa-Irun está teniendo una plaga de lesiones que va a dejar a Jacobo Cuétara sin cinco o seis de sus jugadores. Por orden cronológico han ido cayendo Iago Muiña (molestias en el hombro), Rodrigo Salinas en vísperas de ir a Valladolid (rotura de fibras), Xoan Ledo (balonazo en la cara en el partido de Valladolid), Kauldi Odriozola (desgarro del flexor de un dedo del pie izquierdo en Valladolid), Jon Azkue (golpe en el pie que tuvo lesionado el curso pasado en Santander) e Iñaki Cavero (golpe en las costillas en Santander).

De los seis, se esperaba que Ledo pudiera reaparecer tras no haber viajado a Santander, pero tiene fiebre, arrastra molestias de aquel balonazo y su participación es dudosa.

Con semejante panorama, igual que en Santander entrarán en la convocatoria Iñigo Aldaba y Jaime Mancisidor, del filial, y también Mikel Mindegia si se confirma la ausencia de Ledo.

Empatados a puntos

A partir de las 19.00 en Artaleku se van a medir dos equipos que llegan a la séptima jornada empatados a puntos, con cuatro cada uno. Si no se produce un empate, el perdedor corre riesgo de caer en puestos de descenso.

No tanto por ese peligro, que sería circunstancial, pero por intentar sacar adelant un partido de los que a principio de temporada aparece en la lista de más factibles, Jacobo Cuétara realiza un llamamiento a la afición: «Los que estén competirán a muerte y vamos a necesitar más que nunca el apoyo de Artaleku. Ya de por sí era difícil el partido ante un Cangas que está jugando buen balonmano y ahora más, aunque no quiero escudarme en las lesiones».

Cuétara advierte que «si perdemos nuestras características de juego pasamos a ser vulnerables. Tendremos que intentar dosificar los esfuerzos pero sin perder nuestras señas de identidad, porque si jugamos a otra cosa vamos a perder más de lo que vamos a ganar. Habrá que hacer un esfuerzo defensivo titánico para que el portero esté más cómodo y también para conseguir opciones de contraataque. Y en ataque, tener paciencia y perder los menos balones posibles».

Más

Fotos

Vídeos