La parcela de la antigua gasolinera de la avenida Letxunborro se recupera para suelo industrial

Demolición. La antigua gasolinera será desmantelada en las próximas semanas.
Demolición. La antigua gasolinera será desmantelada en las próximas semanas. / F. DE LA HERA

La estación de servicio será demolida en las próximas semanas y tras la descontaminación del suelo podrá albergar pabellones para empresas

MARÍA JOSÉ ATIENZA IRUN.

La antigua gasolinera de la avenida Letxunborro, nº 106, que hoy se encuentra en desuso, será desmantelada y demolida en las próximas semanas. La parcela que ocupa, una vez descontaminado el suelo, será recuperada para poder albergar pabellones industriales.

El delegado de Urbanismo y Vivienda, Xabier Iridoy, recordaba ayer

que el pasado 9 de agosto, la Junta de Gobierno local acordó conceder a la empresa Fuel Iberia S.L.U. la licencia urbanística para proceder al desmantelamiento y demolición de la estación de servicio. «En el año 2014, el Ayuntamiento llegó a un acuerdo para trasladar la gasolinera de Letxunborro al ámbito de Araso Norte, al objeto de evitar los problemas viarios que estaba generando», explicaba Iridoy. «Para ello, hubo que modificar el Plan Especial de Eskortza-Txumarra y el Plan Parcial de Araso Norte».

En Araso Norte se configuró una parcela, con el uso terciario-gasolinera, mientras que el terreno de Eskortza-Txumarra en el que se ubicaba la estación se servicio pasó a ser de uso industrial.

Tras las obras de desmantelamiento y demolición de la gasolinera, que durarán aproximadamente un mes, se procederá a la descontaminación del suelo. La parcela tiene una extensión de 3.500 m2 y podrá albergar pabellones industriales, según la normativa urbanística vigente, con una ocupación máxima del 65%, lo que supone una edificabilidad de 4.550 m2, construibles en dos o tres plantas.

Esta operación se enmarca en la política de recuperación de suelos para uso industrial, que está llevando a cabo el Ayuntamiento. El ámbito de Araso Norte, último polígono industrial proyectado en la ciudad, se va ocupando paulatinamente. «Debido a la escasez de suelo industrial que tenemos, es necesario que se desarrollen actuaciones que permitan recuperar espacios y así poder construir nuevos pabellones, para atraer empresas que generen empleo», añadía Iridoy. «En este momento, hay demanda de empresas que quieren instalarse en la ciudad. Es necesario que desde el Ayuntamiento, con otras instituciones públicas, impulsemos políticas integrales de recuperación de suelo para uso industrial, antes de ir a la ocupación de nuevos terrenos no urbanizables. Hay pabellones industriales que con el tiempo han sufrido una degradación y que no están en condiciones óptimas para las exigencias de las nuevas empresas del siglo XXI. El Gobierno Vasco tiene planes de rehabilitación integral en Bidasoaldea y, desde el Ayuntamiento, tenemos que favorecer y apoyar que esos planes se lleven a cabo».

Espacio ferroviario

Xabier Iridoy hizo mención especial de la recuperación del espacio ferroviario, «que no está pensado para un uso de actividad económica en exclusiva, aunque también. Es el gran proyecto para recuperar suelo en el centro de la ciudad. Tenemos un convenio que, así nos lo han hecho saber desde el Ministerio de Fomento, se está redactando y en las próximas semanas vamos a tener un primer borrador. Por otro lado, en Urbanismo estamos elaborando los pliegos para contratar las diversas propuestas que vayan a ofrecerse para la reordenacion de esos primeros 70.0000 m2 del espacio ferroviario que vamos a abordar».

Fotos

Vídeos