Oiasso sorprende con la muestra sobre Joxean Artze para este otoño

Propuesta diferente. Unos cómodos puffs se han instalado en la sala para disfrutar de la media hora de proyeción sobre Artze.
Propuesta diferente. Unos cómodos puffs se han instalado en la sala para disfrutar de la media hora de proyeción sobre Artze. / F. PORTU

'Ikimilikiliklik: el universo de JA Artze' es una propuesta audiovisual contemporánea para aproximar la figura, la obra y la estética del polifacético usurbildarra

IÑIGO MORONDO IRUN.

Joxe Antonio Artze es, principalmente, un reconocido poeta vasco, conocido por sus muchos poemarios publicados, así como por la autoría de las letras en algunas de las más afamadas canciones de Mikel Laboa. A Artze se le atribuye la frase «hizkuntza bat ez da galtzen ez dakitenek ikasten ez dutelako, dakitenek hitz egiten ez dutelako baizik», es decir, «una lengua no se pierde porque los que no la saben no la aprenden, sino porque los que la saben no la hablan».

Otros aspectos de su figura creativa son menos conocidos. Artze participó en Ez Dok Amairu, el vanguardista grupo musical en el que formaban Mikel Laboa, Xabier Lete, Benito Lertxundi y Lourdes Iriondo, entre otros, junto a artistas como Jorge Oteiza y Néstor Basterretxea. Junto a algunos miembros de aquel grupo, en 1974 Artze creó Ikimilikiklik, una propuesta audiovisual vanguardista que mezclaba música, danza, poesía, fotografía... en una instalación que terminó llegando a la bienal de Venecia con notable repercusión.

De aquella obra, de su estética, de su intención y de su mensaje, parte la exposición que durante este otoño va a acoger el Museo Oiasso, una propuesta fresca y diferente, un paso más en la diversificación temática y estética que el museo irundarra está desarrollando con sus muestras temporales.

Una exposición de San Telmo

La idea original de este proyecto la tuvo el estudio Morgancrea, «en concreto, Alberto Lizarralde», admitió en la presentación de la exposición su compañera Asun Lasarte, que habló de lo singular de aquel Ikimilikiliklik liderado por Joxean Artze, su hermano Jexux y Laboa. «En los setenta no se trabajaba la poesía audiovisual. Aún menos en euskera. Ellos lo hicieron. Usaron cuatro proyectores de diapositivas porque era a lo que tenían acceso y llegaron hasta la Bienal de Venecia tras pasar por Madrid, París...»

Morgancrea trasladó en su día su propuesta al Museo de San Telmo que lo vio como una gran oportunidad y contactó con la cátedra Mikel Laboa de la UPV. «Artze y Laboa son elementos emblemáticos de la cultura Vasca», calificó la directora del museo donostiarra, Susana Soto. «Se diseñó un proyecto exportable que ha podido itinerar por distintos lugares de Gipuzkoa y ha llegado a Bilbao, a Biarritz, a Gasteiz... Y seguirá su camino tras su estancia en Irun. Es un proyecto que nos ha dado una gran satisfacción». «Es una gran oportunidad de profundizar en esa época del Ez Dok Amairu», señalaba el colaborador de la cátedra Mikel Laboa, Juan Kruz Igerabide. «Es ese espíritu de los 70, la muestra artística de ese dolor de la posguerra. La primera parte de la muestra tiene más que ver con Artze y Laboa directamente y la segunda está más ligada a la espiritualidad de la época. El contenido es ése y es importante, pero destaca el tratamiento, trabajado y fino en las imágenes y los sonidos». Fundamental, ya que la exposición, en realidad, es un audiovisual que se repite en bucle cada media hora. «Nos permite conocer mediante sonidos, imágenes y letras en cuatro idiomas la obra de este artista, defensor de la cultura vasca. Es una exposición especial y diferente», valoró la delegada de Cultura, Juncal Eizaguirre.

Hasta el 1 de noviembre

La responsable de Actividades de Oiasso, María José Noain señaló «la importancia de tocar otros campos como sociedad, cultura o memoria en las actividades del museo» y entre los diversos aspectos que abarca la exposición sobre Artze (música, imagen, historia...), destacó «el lenguaje, porque es una herramienta de creación muy potente. Esa forma de trabajar con las palabras, crear palíndromos y jugar con las letras, es algo que inventaron los romanos hace 2.000 años», comentó. «Aunque no la busquemos al traer una exposición, la relación con el mundo clásico siempre está ahí».

La muestra podrá visitarse gratuitamente hasta el 1 de noviembre, de 10.00 a 17.00 horas de martes a jueves; de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00 los viernes y sábados y de 10.00 a 14.00 los domingos. Dos conferencias y una mesa redonda complementarán la exposición y Noain incidió en el interés que ésta puede tener «para euskaltegis y centros de Secundaria de la zona».

Más

Fotos

Vídeos