Los novios siempre en el centro

Bien vestidos. La ropa para él y para ella ocupan una parte importante de la feria, que incluye modelos que desfilan para mostrarla./FOTOS: F. DE LA HERA
Bien vestidos. La ropa para él y para ella ocupan una parte importante de la feria, que incluye modelos que desfilan para mostrarla. / FOTOS: F. DE LA HERA

La feria 'Los muñecos de la tarta' llenó el hall de Ficoba de ideas, productos y servicios para el gran día. Helados con sabor a cocktails o una food truck con comida sabrosa y divertida son detalles que se proponían ayer

IÑIGO MORONDOIRUN.

Qué feria más agradable, más coqueta, recogida y cómoda la que han impulsado los irundarras que están detrás de 'Los muñecos de la tarta', un salón expositivo que abre también hoy, de 11.00 a 20.00 horas, dirigido a las parejas que se preparan para contraer matrimonio y quieren celebrarlo con un evento como es debido. Es una forma de expresarlo muy medida, puesto que la ceremonia de boda y todo cuanto la pueda rodear son cosas tremendamente personales para las que los enfoques son amplísimos y muy diversos, casi infinitos.

«Es lo que nos pasaba un poco a nosotros, que queríamos coger algunas ideas, ver por dónde podíamos tirar», explica Tania, que se había acercado desde Donostia con su pareja, Jorge. «Sobre todo con el tema de decoración», apostilla él. «Hemos visto ya unas cuantas cosas muy bonitas, sobre todo tema artesanal. Está muy bien», confirma ella. Estaban satisfechos con lo hallado en el ferial. «Cada stand llama la atención, están súper bien. Es una feria pequeña, pero muy cómoda», opina Tania. A Lucía le pareció «una pasada, sobre todo la exhibición de música de guitarra en directo. Y lo de tener modelos desfilando con ropa de novio ha sido un puntazo. Estamos súper contentos de haber venido», decía por ella y su futuro marido, más tímido.

Todo lo necesario

Pese a no ser grande en tamaño, 'Los muñecos de la tarta' lo es en utilidad. En un pequeño paseo pueden conocerse ofertas para muchos de los aspectos necesarios que rodean a una boda: la ropa, las alianzas, el maquillaje, la inmortalización del día en fotos o vídeos, la música, el viaje... Sobre esto último orientaba Nere Uria en el stand de Noaoa Bidaiak. «La mayoría de parejas se interesan en largas distancias: costa oeste de Estados Unidos, Japón, Tailandia... Y casi siempre con finales de viaje más relajados, de playa. Eso suele hacer que los viajes se alarguen casi hasta el máximo de disponibilidad, que suele ser de 18 días normalmente». Uria advertía también que el perfil va transformándose, con parejas que se casan más mayores, o que ya tienen hijos «y buscan por tanto otro perfil de viaje como puedan ser cruceros o estancias en Canarias, por ejemplo».

Pero el viaje es postboda. Primero hay que disfrutar el gran día y cada vez más las parejas se esfuerzan en que esa jornada sea realmente especial y marcadamente suya. Hay muchos recursos para darle a la fiesta nupcial un toque muy personal. No sólo en la elección del restaurante, de la decoración, del DJ y de tantas otras cosas. La heladería Papperino llevó a la feria tres formatos para que el helado esté presente en esa jornada. «El carrito-bicicleta, con capacidad para seis sabores y para hasta 700 personas, es el más demandado. Pero también nos requieren el show cooking, en el que delante de la gente se hacen helados que pueden ir desde el casero de chocolate hasta cosas más específicas como gintonic o vermú con polvo de aceituna», explica el heladero Yon Gallardo. «También ofrecemos una bar de minipolos, completamente personalizables, que es muy divertido».

También personalizable y divertida es la food-truck de Los Dalton. «Podemos hacer el aperitivo o la recena; podemos hacer texmex, bocadillos, pintxos o el plato que el cliente quiera. Podemos usar la caravana para cocinar, o como coctelería, o como cabina de DJ, o como photocall. Si la usamos para cocinar, tenemos carpas para poner el DJ y el photocall fuera. Lo que el cliente necesite y quiera», cuenta Iván Antolín. «Esta historia es algo que fuera, en otros países, se ha hecho siempre. Aquí ha tardado en llegar pero ha entrado con fuerza. La verdad es que este tipo de complementos le suelen dar un rollo muy chulo a las bodas y a eventos de ese tipo».

Fotos

Vídeos