Todo un mundillo de creatividad

'La Tieta Patch'. Jordi muestra los kits de patchwork y las telas en su stand./
'La Tieta Patch'. Jordi muestra los kits de patchwork y las telas en su stand.

La feria de manualidades Piedra-papel-tijera se estrenó ayer con público y muy buen ambiente. Casi medio centenar de stands estarán en Ficoba hasta mañana con una amplia oferta para que «te lo puedas hacer tú mismo»

IÑIGO MORONDOIRUN.

Háztelo tú mismo. Esta vez no hay excusa. La feria de manualidades Harri-orri-ar (en castellano, Piedra-papel-tijera) ha llenado Ficoba este fin de semana de cantidad de herramientas, materias primas y guías. No falta de nada para poder hacértelo tú mismo. ¿Pero hacerte qué?

Lo que te apetezca. El más novato tendrá que rebajar las expectativas, pero oferta no le faltará. Hay talleres de iniciación a diversas técnicas y manuales para aprender de casi todo. El stand de Una mamá en las nubes es buen sitio desde el que arrancar para hacer pie. Tienen libros, producto confeccionado por ellas mismas y juguetes creativos. Ana Pozas, Itxaso Fernádez y Lierni Larrañaga comparten un proyecto empresarial que es «un blog, una tienda online y una tienda física en Urnieta. De otra forma, no sobreviviríamos. Hay que reinventarse cada día, buscando siempre cosas que vayan con tu filosofía». Lo que más estaba saliendo ayer de su stand eran «los libros japoneses de costura que vienen con patrones», que requieren ya cierto nivel.

«Entre nuestros kits de patchwork hay distintas dificultades. Puedes hacer portachupetes, llaveros, fundas para móviles... o una casa de tela en la que guardar tu máquina de coser», explica Jordi, de 'La Tieta Patch'. «Los kits vienen con los patrones y todo lo necesario y unas instrucciones paso a paso. Lo único que hace falta es saber coser con puntada normal».

Costura y más

El producto de Coser y estrenar es útil para «cualquiera que sepa coser un poco», afirma Bernardo. Es una caja sorpresa, de 10 euros en su versión básica, con cinco prendas «que fueron retiradas de tiendas de marcas de moda por tener alguna tara. En vez de convertirlas en un residuo que cuesta dinero gestionar, las recogemos y con nuestro equipo (personas con trastorno mental severo), seleccionamos las fácilmente reparables, las separamos por talla y las metemos en cajas. Es un producto divertido, tiene un fin social y es ropa buena fácilmente recuperable. Quien prueba, repite. El año pasado, vendimos 10.000 cajas».

También son accesibles manualidades de otro tipo como los 'honeycumbs' o panales. Se trata de marcos con forma de varias celdillas hexagonales unidas. «Nosotras tenemos nuestro propio sistema de dos piezas, fondo y marco, diseñado y patentado por nosotras y súper fácil de usar», apunta Isabel, de Marcarycrear. «Puedes rellenarlo con fotos, papeles pintados, telas, espejos... o con varios de ellos, y sumar otro módulo o más. Siempre encaja».

Es uno de los productos estrella de su stand, junto al rotulador mágico 'Original transfer'. Mediante un proceso sencillísimo permite «transferir una imagen impresa con una impresora láser, la de copistería de toda la vida, a cualquier superficie porosa: madera, cartón, tela, corcho, cerámica...» Personalizarlo todo, desde camisetas a salvamanteles, ya es sólo cuestión de buen gusto.

También para los más técnicos

Pese lo accesible de la feria para el lego, está claro que cuanto más inmerso se está en esta tendencia del 'crafting', más se disfruta del evento. Masterclass y talleres pueblan un generoso programa de actividades que puede conocerse con detalle en harri-orri-ar.com. En los stands también es el público especialista el que más disfruta. «Es el primer año y se nota, pero hay cosas muy interesantes. Me parece muy recomendable», afirma Rosa, una mujer irundarra que acudió con dos amigas, aficionadas todas «a trabajar la madera».

Harri-orri-ar sigue abierta hoy y mañana, de 11.00 a 20.00 horas con entradas a tres euros.

Fotos

Vídeos