Media hora bien invertida para bucear en la estética de Artze

Esta propuesta tiene poco de exposición y mucho más de experiencia inmersiva. Es injusto con el proyecto llamarlo 'audiovisual', aunque en realidad, es un juego de sonidos e imágenes proyectadas que se repite en bucle cada media hora. Pero la proyección toma las cuatro paredes de la sala multiusos de Oiasso; por momentos, incluso el suelo y el techo. La potencia de la iconografía, la evocación de las fotografías, la energía de la música, la fantasía de las palabras que Artze retorcía en sentido figurado y que este proyecto retuerce de forma literal hacen de este 'Ikimilikiliklik: el universo de JA Artze' una oferta cultural de un rango fuera de lo habitual en la ciudad. Merece sin duda dedicarle la media hora que reclama, sabiendo, eso sí, que está mucho más cerca de lo contemporáneo que de lo tradicional.

Fotos

Vídeos