El Mariño cerró el año y empezó la segunda vuelta con una derrota por 2-0 en Leioa

I.A. IRUN.

El Mariño femenino descansa estos días navideñas con la satisfacción de haber reconducido un mal inicio de temporada aunque con un regusto amargo por el resultado sufrido en la última jornada del año, que al mismo tiempo era la primera de la segunda vuelta.

El Leioako Emakumeak, que en la primera vuelta empató a cero en Irun, se impuso esta vez por 2-0, aumentando la diferencia entre los dos equipos a ocho puntos. Son los que hay entre el cuarto y el sexto, que es el Mariño.

El partido fue muy igualado, pero de nuevo las irundarras no tuvieron acierto cara al gol y se vinieron de vacío. Como es habitual, el Mariño afrontó el partido intentando tener la posesión del balón, pero esto resultó insuficiente para traerse algún punto de Sarriena. En el minuto 34, Gorbea se quedó sola delante de la portera y el balón pegó en el travesaño entrando de nuevo el balón en el campo. En un abrir y cerrar de ojos, de un posible 0-1 se pasó al 1-0 con precioso gol de falta del Leioako.

En la reanudación el Mariño intentó buscar la portería contraria con pases en profundidad de Erku hacia Gorbea, que, por tres veces la portera del Leioa desbarató con eficacia. A los veinte minutos de la segunda parte y en excelente jugada por la banda derecha, la extremo local colocó un buen centro que fue cabeceado en el segundo palo para el 2-0. A partir de ahí, el Mariño se acercó tímidamente a la portería.

Alineación: Sara Mateos, Maialen Resende (Ainhoa Pavesi), Maddalen Gorbea, Lide Casares, Erkuden Lasa, Ane Casares, Melodi Aguilar, Udane Mugarza (Olatz Etxezarreta), Enara Larrain, Irati Larrain (María Martín) y Udane Olaziregi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos