Maite Lanchas Bay muestra en Laboral Kutxa una exposición «amena y variada»

Maite Lanchas Bay en la sala de Laboral Kutxa, donde expone actualmente sus cuadros. / F. DE LA HERA
Maite Lanchas Bay en la sala de Laboral Kutxa, donde expone actualmente sus cuadros. / F. DE LA HERA

La colección de pinturas de la irunesa puede verse hasta este domingo en la sala del Paseo de Colón

JOANA OCHOTECOIRUN.

Es la tercera ocasión en que Maite Lanchas Bay expone en la sala de Laboral Kutxa, en su ciudad. Esta vecina irunesa, del barrio Belaskoenea, presenta sus nuevos cuadros con menos nervios que la primera vez aunque con la misma ilusión. La exposición está abierta hasta este domingo, y según afirma la autora, «está teniendo muy buena aceptación. La gente que viene me suele comentar que es muy amena».

Porque la colección de obras que expone Maite Lanchas es, ante todo, «variada. Hay temas para todos los públicos. Cuando haces una muestra sobre un único tema o dos, al público se le puede hacer más monótona». En su tercera muestra hay paisajes, retratos, temas figurativos junto a otros más abstractos... «Juego con todo tipo de gustos e intento complacer a todo el mundo», asegura la irunesa.

Sí hay una característica común en sus pinturas, no obstante, que es su tendencia a utilizar «colores limpios, alegres... Aunque a veces pinte en escala de grises, los cuadros siempre tienen mucha luz. Para mí es muy importante que la obra tenga nitidez», afirma la pintora.

Un cuadro para la ciudad

Maite Lanchas vive la pintura como una afición «que me llena y me gusta muchísimo, aunque no viva de ello». Ha regalado o vendido muchas de sus obras, que se encuentran en «colecciones privadas» en muchas ciudades de Euskadi, del Estado o incluso de otros países.

Una de ellas está al alcance de todos los irundarras, en la biblioteca municipal CBA: es una pintura del Topo, que Maite Lanchas donó al Ayuntamiento en 2013, cuando la ciudad estaba celebrando el 150 aniversario de la llegada del ferrocarril a Irun. «Con ese cuadro concursé en el Adour-Bidasoa, pero no fue seleccionado». Posteriormente, mostró la pintura en la primera exposición que realizó en Irun, también en Laboral Kutxa, «y fue la obra estrella. Pintores como Sagarzazu, Elosua, Arizabalo o Rudy me dijeron que les gustaba mucho. Como tuvo tan buena aceptación, decidí donar el cuadro al Ayuntamiento para que todo el mundo pudiera disfrutarlo», rememora Maite Lanchas.

«Pinto lo que me gusta. Tienen que ser temas que me toquen el corazón, que me llamen»

A pesar de abarcar temas tan variados en sus obras, la irunesa tiene claro que «pinto lo que a mí me gusta. Tiene que ser algo que me toque el corazón, que me llame». Es algo que, asegura, también le transmiten las personas que ven sus cuadros, que «se nota el sentimiento que he puesto al pintarlos. Cuando algo te toca la fibra sensible lo haces con otro gusto, y eso es algo que el espectador nota». Como Maite Lanchas resume, en esas obras se aprecia «que un poquito de tu alma va ahí metida».

La irunesa anima a todo el que lo desee a que se acerque estos días a la sala de Laboral Kutxa, en el número 13 del paseo Colón, a visitar su exposición y compartir con ella sus impresiones al respecto. «Los comentarios te animan a seguir día a día. Yo creo que a la gente que haya estado en otras de mis exposiciones esta le va a sorprender, porque hay un cambio muy grande, una evolución respecto a las anteriores».

La muestra abre hoy, mañana y el sábado desde las 17.30 hasta las 20.30, y el domingo, último día, de 11.00 a 14.00.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos