Jesús Ruiz Echevarria expone una colección de cuadros en la Caja Laboral

Begoña Ruiz en la exposición de su padre.
Begoña Ruiz en la exposición de su padre. / F.DE LA HERA

El pintor se atreve con desnudos, bodegones, paisajes e, incluso, cuadros de grandes maestros como Nicolas Poussin

IRATI JARA IRUN.

Nunca es tarde para darse cuenta de lo que verdaderamente a uno le llena. Jesús Ruiz Echevarría (1925) descubrió a los 60 años que la pintura era su gran pasión oculta, una pasión que, además, «no se le daba nada mal», opina su hija Begoña. Trabajar toda una vida en un taller de restauración de arte parece haberle inspirado a la hora de dibujar bodegones en tonos violeta, aunque no es con lo único que se atreve. En la sala de exposiciones de la Caja Laboral, también se pueden apreciar algunos de sus desnudos, pasajes o cuadros inspirados en famosos maestros como Nicolas Poussin. «Se inspira en los más grandes, pero él les da su propio toque y estilo», dice Begoña.

Hasta los 90 años, edad en la que se afinca en la residencia Ama Xantalen de Irun, sus manos han dibujado decenas de lienzos, muchos de ellos en tonos verdes y marrones. Un artista autodidacta, interesado en el mundo de la imaginación y de la creatividad que ha recorrido muchos museos en busca de ideas.

Ahora, 35 de sus obras están expuestas en la sala de la Caja Laboral del paseo Colón, 13. 'Esfuerzo' o 'Ausencia' son dos de los cuadros «que más llaman la atención de la gente», cometa Begoña Echevarría. La exposición podrá visitarse hasta el día 13, en horario de 18.00 a 21.00, excepto el domingo, en el que estará abierta de 11.30 a 13.30 horas.

Fotos

Vídeos