Iridoy dice que los informes técnicos sobre Korrokoitz avalarán el acuerdo que él anunció

Pacto PSE-PNV. Xabier Iridoy, portavoz jeltzale, se expresó ayer con dureza contra su socio de Gobierno./
Pacto PSE-PNV. Xabier Iridoy, portavoz jeltzale, se expresó ayer con dureza contra su socio de Gobierno.

Pidió al alcalde «respeto a EAJ-PNV y a los vecinos» de la zona y calificó de «inadmisible» que use «la mentira» y «anteponga intereses personales y políticos» al desarrollo de este ámbito residencial

IÑIGO MORONDOIRUN.

Los discursos cruzados en el seno del Gobierno local dieron ayer un paso gigantesco en lo airado del tono. Desde hace una semana, representantes de los dos grupos de la coalición gobernante, EAJ-PNV y PSE-EE, vienen cruzando declaraciones discrepantes cuyo tono, lejos de atenuarse, va aumentando de manera exponencial. El último ejemplo fue una comparecencia del delegado de Urbanismo y portavoz jeltzale, Xabier Iridoy, que puede hacer saltar por los aires el pacto de Gobierno en el Ayuntamiento de Irun. Acusó al cabeza de lista socialista y alcalde de la ciudad, José Antonio Santano, de mentir, de hacer demagogia y de utilizar el machismo como arma política.

Empezó Iridoy por reafirmarse en que «el acuerdo para la nueva ordenación de Korrokoitz existe. Exijo al alcalde respeto al PNV y a los vecinos de Korrokoitz. Es absolutamente inadmisible el uso de la mentira y exijo que no anteponga los intereses personales y políticos al desarrollo urbanístico del ámbito». Después de que el viernes Santano le recordara que la aprobación inicial al Plan Especial la tiene que firmar él y que no lo hará sin informes técnicos ni sin que la propuesta se presente ante los grupos, Iridoy señaló que ya sabe «cuál es el tramite legal para aprobar un Plan Especial. Pero yo no he hablado de un Plan Especial. He hablado de un acuerdo para una nueva ordenación, cómo van a quedar las edificaciones, las calles, el borde del canal... Eso está acordado técnicamente y de manera muy escrupulosa» después de un año de reuniones entre técnicos municipales y representantes de los propietarios.

Iridoy aseguró que el documento que presentaron estos últimos recoge los términos tratados en esas reuniones «y los criterios y objetivos que para ese ámbito, como una extensión de la Parte Vieja, marca el Plan General». Por todo ello y aunque admitió que «es una tramitación larga», no dudó en asegurar que «los informes técnicos llegarán y confirmarán, porque no puede ser de otra manera, esta nueva ordenación que he comunicado». Entiende que «después de todos estos meses» lo que los técnicos «van a hacer es plasmar en sus informes lo que han exigido que sea esa nueva ordenación. Tiempo al tiempo. La realidad es la que manda y la que mandará en un futuro próximo. Los informes avalarán esa nueva ordenación».

«Demagogia» con el machismo

El portavoz jeltzale dedicó la segunda parte de su comparecencia a las críticas que ha recibido por parte de las concejalas del PP en Irun, Juana de Bengoechea y Muriel Larrea, por la forma en la que trató a esta última en la pasada Comision de Urbanismo.

Pero Iridoy no contestó a las ediles populares, ni siquiera las citó. Arremetió directamente contra su socio de Gobierno, refiriéndose a «las acusaciones vertidas por el alcalde sobre el trato diferenciado a una concejala de esta Corporación». Es del todo inadmisible que el alcalde utilice un tema tan serio y actual como es el machismo para hacer demagogia y con el único fin de desprestigiar a su socio de Gobierno. Utilizar esta lacra social como arma política es deplorable». Sí quiso agradecer «las muestras de apoyo del resto de los grupos políticos municipales y de los agentes sociales» y señaló que Santano hace «un muy flaco favor al correcto funcionamiento de este Ayuntamiento y a las relaciones personales».

Tres días después de las acusaciones de las concejalas populares, el alcalde calificó la situación de «preocupante» y señaló que Larrea le había informado personalmente. Comentó que no sabía por qué el tema no estaba zanjado aún y afirmó que, si no había habido intención de ofender, él hubiera llamado a la persona que se sentía ofendida para «aclararlo y, si fuera necesario, disculparme». «El detalle», advertía Iridoy, «es que da por válidas esas afirmaciones cuando dice lo que hubiera hecho en mi lugar. Cualquier persona hubiera hablado con la otra parte antes de pronunciarse, aún más quien tiene la responsabilidad de la Alcaldía en una ciudad como Irun. Se conformó con la versión de un lado y emitió un juicio público. ¿Dónde está el juicio equilibrado de este alcalde en un tema tan serio y actual? Está haciendo pura demagogia», criticó.

Según el portavoz de EAJ-PNV, con su conducta tanto en el tema de Korrokoitz como en el de las acusaciones del PP, «el alcalde lo único que consigue es poner en riesgo proyectos importantes y necesarios para la ciudadanía de Irun que están, además, en las agendas de otras administraciones». Acabó recordándole a Santano que él y su grupo «han originado esta situación llevando al espacio público una discrepancia (sobre Korrokoitz) que se debería haber tratado en una Comisión de Seguimiento porque así se recoge en el Pacto de Gobierno que tenemos suscrito como instrumento para dirimir las diferencias entre los socios de este Gobierno municipal».

Iridoy fue preguntado sobre hasta qué punto toda esta situación ha puesto en riesgo la continuidad de la coalición de Gobierno. «Lo que digo es que las declaraciones del alcalde y su actitud alejan la reconducción necesaria de la situación actual. Y ahí me quedo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos