Iago Muiña estará un mes de baja, pero evita pasar por quirófano

Muiña estará un mes de baja. / F. DE LA HERA

Los bidasotarras buscan sus primeros puntos de la temporada y dejar de lado el farolillo rojo en tierras alicantinas El gallego se perderá el Benidorm-Bidasoa de esta tarde (18.30)

BORJA OLAZABAL IRUN.

Las lesiones están dando más de un disgusto al Bidasoa-Irun en este inicio de temporada. Afortunadamente, algunas noticias no son, por el momento, tan alarmantes como en un principio parecían. Iago Muiña, que arrastra problemas en el hombro desde el verano, ha estado a punto de perderse casi toda la temporada. El gallego ha jugado los tres primeros partidos con dolor y el jueves se le realizaron unas últimas pruebas para determinar si su lesión requería de quirófano. Esta vez la suerte le ha sonreído al jugador y al equipo y Muiña no deberá operarse.

El lateral bidasotarra tiene el espacio articular de su hombro izquierdo disminuido, lo que provoca el rozamiento de los tendones con el hueso y la inflamación de los mismos. Los servicios médicos han optado por un tratamiento conservador a base de infiltraciones de ácido hialurónico y antiinflamatorios. Muiña estará parado diez días, se repetirá el proceso, y volverá a estar otros diez días parado. Se espera que después pueda empezar a entrenar y, si todo va bien, volvería a las pistas en un mes.

Primer triunfo

El primer partido que se perderá Iago Muiña será el de esta tarde en tierras alicantinas contra el Benidorm a partir de las seis y media. El lateral derecho volverá a estar cojo, aunque Jacobo Cuétara recupera al que debe ser una de las referencias de este equipo, el chileno Rodrigo Salinas. También podrán jugar Kauldi Odriozola y Xoan Ledo.

En el día de hoy el Bidasoa presentará un conjunto de garantías, por lo que debería estar en disposición de hacer frente a los de Zupo Equisoain y, como mínimo, estar cerca de la victoria.

Esto es deporte y caer en casa del Benidorm puede entrar dentro de la lógica, pero después de haber empezado el campeonato liguero con tres derrotas seguidas, los de amarillo necesitan puntuar. Necesitan quitarse de encima la mochila de la presión con una victoria.

En ese sentido, con mucha más calma afrontan los alicantinos el partido, ya que cuentan en su casillero con tres puntos. Sumaron un importante empate en la jornada inaugural en su visita al Atlético Valladolid, le ganaron en la segunda jornada al Cangas y perdieron la semana pasada en Cuenca.

El de esta tarde será el séptimo enfrentamiento de estos dos equipos en poco más de un año. A los dos partidos de liga del año pasado, hay que sumar los dos de Copa y los dos amistosos disputados. En los partidos oficiales hay reparto de triunfos. En liga una victoria para cada uno y en Copa lo mismo, aunque con clasificación irundarra.

El filial, mañana en Artaleku

Por otro lado, el segundo equipo recibirá mañana en Artaleku (12.00) al Urdaneta, en la segunda jornada liguera. En la primera los de Burguete perdieron 33-15 en su visita al Txikipolit de Zarautz.

En la misma categoría, Ilcapo Hondarribia, que perdió 26-21 ante el Urdaneta, recibirá mañana a las 12.00 en Hondartza al Donibaneko.

Fotos

Vídeos