Hondarribia y Real Unión B van a acabar la primera vuelta demasiado cerca del peligro

Hondarribia y Unión B juegan mañana en casa.
/F. DE LA HERA
Hondarribia y Unión B juegan mañana en casa. / F. DE LA HERA

Mañana por la mañana juegan en casa tanto Hondarribia (11.30) como Real Unión B (12.30) Los entrenadores analizan el primer tramo de la competición

I.A. IRUN/HONDARRIBIA.

El parón navideño de la División de Honor Regional casi ha coincidido con el final de la primera vuelta -quedan dos jornadas- y lo aprovechamos para repasar este primer tramo de la temporada con los entrenadores de los dos equipos de la comarca.

Javi Garmendia, que cumple su segunda temporada en el banquillo del Hondarribia, reconoce que «hemos sido irregulares. Hemos hecho algunos partidos buenos en los que se nos han escapado puntos al final y por eso la sensación es de haber recogido pocos frutos».

HONDARRIBIAPuesto
15º, con 14 puntos. 3 victorias, 5 empates y 7 derrotas. 16 goles a favor y 24 en contra.
Mejor y peor resultado
Ganó 3-1 al Unión B y perdió 1-4 con el Mondragón.
Próximo partido
Mañana a las 11.30 contra el Mutriku en casa.
REAL UNIÓN B Puesto
13 º, con 15 puntos. 4 victorias, 3 empates y 8 derrotas. 14 goles a favor y 20 en contra.
Mejor y peor resultado
Ganó 3-0 al Amaikak Bat y perdió 0-5 con el Mondragón.
Próximo partido
Mañana a las 11.30 contra el Mutriku en casa.

Concretamente, trece puntos, solo uno más que los puestos de descenso, en los que también han estado los hondarribitarras algunas jornadas.

Para Garmendia, «no estamos mal, pero nos falta algo. Seguramente un poco de experiencia para cerrar los partidos. Por ejemplo en la última jornada fuimos ganando durante una hora al líder Ordizia y al final perdimos 1-2. Si tienes ocasiones que no aprovechas, luego sufres y algunas veces te sale mal».

Sin embargo, el irundarra también se queda con que «en campos difíciles como Pasajes, Zarautz o Lesaka hemos hecho buenos partidos».

Estar en puestos de descenso o tan cerca nunca es agradable, pero Garmendia apunta que «queda mucha liga por delante. Sí nos gustaría poder estar más cómodos que el año pasado».

De cara a esta segunda parte de la temporada, volverá al equipo Iñigo Fernández de Barrena, un delantero que estaba estudiando en Chile.

Mañana, a las 11.30, el Hondarribia recibirá en Hondartza al Mutriku, que tiene seis puntos más.

También seis puntos más que el Real Unión B tiene el Zarautz, que mañana jugarán entre sí a partir de las 12.30 en el anexo de Gal.

El filial unionista ha pasado muchas semanas en puestos de descenso por culpa de una racha de nueve jornadas seguidas sin ganar. Pero en los dos últimos partidos los irundarras sí que ganaron y ahora tienen un colchón de dos puntos. Dicho de otra forma, han conseguido un tercio de sus quince puntos en dos de las quince jornadas.

A pesar de la mala situación atravesada, Facundo Ceriani está contento con que «el equipo ha reaccionado bien, ha sabido llevar esa mala racha». Y recuerda que «el 60% de los jugadores son de primer año, por lo que necesitan adaptarse a una categoría en la que muchas veces se encuentran con rivales de bastantes más años. Estos meses han servido de aprendizaje, de adaptación, y ahora el equipo va a poder dar más de si. Ya se han visto avances en los últimos partidos, más agresivos en defensa, más juntos».

El argentino no olvida que «el primer objetivo es formar jugadores y la intención sería estar en media tabla, aunque hasta ahora no ha podido ser».

Apunta Ceriani que, «excepto el 0-5 del Mondragón, en los demás partidos competimos en igualdad. Pero los goles no se merecen, se hacen, y si no haces gol, se te ponen los partidos cuesta arriba». Durante la racha de seis derrotas y tres empates, cinco de los partidos perdidos fueron por la mínima.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos