El Gobierno local plantea para 2018 congelar el IBI y subir la viñeta entre el 1% y el 2%

La modificación en los impuestos y las tasas municipales irá a pleno en octubre junto a un incremento de 1,6 millones del presupuesto

I. M. IRUN.

El delegado de Hacienda, Miguel Ángel Páez, ha comunicado a los grupos municipales la propuesta del área respecto a los impuestos y tasas municipales de cara al 2018, una herramienta básica en el diseño del presupuesto de la ciudad para el próximo ejercicio.

La propuesta que ha trasladado el Gobierno en esta ocasión sugiere la congelación de los impuestos sobre la vivienda (Impuesto de Bienes Inmuebles o IBI) y las plusvalías, mientras que el impuesto sobre los vehículos, el conocido como 'la viñeta', se incrementaría «un 1% en la mayoría de los casos. Para las motocicletas y los coches de mayor cilindrada, el aumento propuesto es de un 2%», detalló el concejal de Hacienda. En cuanto a las tasas, «la subida generalizada es entorno al 2%, aunque hay congelaciones importantes como la de la OTA o el mercadillo de Urdanibia».

La intención es que la propuesta se someta al Pleno de la Corporación en la sesión ordinaria de este mes de octubre, el próximo día 25.

La mayoría de tasas suben un 2% aunque se congelan la OTA y el mercadillo de la plaza de UrdanibiaUna modificación de presupuesto aportará dinero para preparar la llegada del bus eléctrico

No será ése el único asunto de calado que ese día presente ante los concejales irundarras el área de Hacienda. «Vamos a llevar una modificación de créditos de 1,6 millones de euros», adelantó Páez. Semejante incremento cuando apenas quedarán dos meses de ejercicio podría sorprender y quizá por eso el delegado quiso explicar que el dinero se destinará, fundamentalmente, a «asuntos que ya se vienen gestionando».

Así, están previstas sendas aportaciones extraordinarias a dos proyectos de obras. El proyecto de reurbanización de la parte alta de calle Hondarribia recibirá una de ellas, de manera que «ya podrá ser licitado». La otra irá a parar a las instalaciones del Tenis Txingudi, que ya están en obra. «En este caso se trata de incorporar la urbanización exterior de la instalación y el acondicionamiento de las pistas de padel». Con eso y lo que ya está en marcha (el nuevo edificio y la ampliación de la piscina), «podremos abrir las instalaciones el verano que viene», afirmó el concejal.

La modificación también incluirá una serie de partidas que tienen el objetivo de preparar el camino para la nueva etapa de los autobuses urbanos, en la que se viene trabajando desde mucho tiempo atrás. El dinero de esta modificación servirá para afrontar «la amortización del contrato actual; la adaptación del software de los autobuses; la electrificación de la L1, que requiere obras y tiene que ir aparejada al nuevo contrato a partir de enero...»

Páez adelantó que espera que el Consejo Vasco de Finanzas confirme las buenas expectativas en la recaudación y no sea necesario devolver este año dinero al Fondo Foral. «Se habla de una mejoría del 5% que en nuestro caso podría suponer 1,5 millones extra en la liquidación que podríamos incorporar a lo largo del año que viene».

Fotos

Vídeos