El Gobierno impulsa una línea de ayudas a jóvenes para el alquiler de su primera vivienda

Mónica Martínez, José Antonio Santano e Idoia Yarza, presentando las nuevas ayudas. /  F. DE LA HERA
Mónica Martínez, José Antonio Santano e Idoia Yarza, presentando las nuevas ayudas. / F. DE LA HERA

Estas subvenciones ascenderán a 100 euros mensuales y están dirigidas a personas de 23 a 35 años que quieran emanciparse

JOANA OCHOTECO IRUN.

El Gobierno municipal, en colaboración con Irunvi, ha puesto en marcha una línea de subvenciones para la emancipación de jóvenes de 23 a 35 años. Estas nuevas ayudas tienen su origen en una de las propuestas de los presupuestos participativos. El alcalde, José Antonio Santano; la delegada de Juventud, Mónica Martínez; y la gerente de Irunvi, Idoia Yarza, presentaron ayer la iniciativa.

«Esta es una medida dirigida a un sector muy concreto: jóvenes que tienen un determinado nivel de renta, entre 9.000 y 24.000 euros, a los que queremos ayudar a emanciparse», señaló el alcalde. «De acuerdo con los estudios de vivienda de Irunvi, con un poco de ayuda, podrían dar ese paso y creemos que este esfuerzo merece la pena». Los adjudicatarios de las ayudas recibirán 100 euros mensuales.

Esta línea de subvenciones quiere complementar otro tipo de ayudas que existen en esta misma materia: «no se trata de pisar o duplicar lo que ya están haciendo otras administraciones. Buscamos cubrir huecos que en este momento no están atentidos por la política de vivienda» de las demás instituciones. En principio, y de forma «experimental», la línea de ayudas se pone en marcha «para un año. No descartamos ampliarla, en función de cómo vaya», explicó José Antonio Santano.

Habrá 62 adjudicatarios

Según la estimación realizada por el Ayuntamiento e Irunvi, esta iniciativa «puede tener un impacto significativo» en el colectivo al que va dirigida. De los actuales inscritos en Irunvi, «alrededor de 80» cumplen con los requisitos y podrían solicitar estas ayudas permitiéndoles «dar el paso» de emanciparse. No obstante, otras personas que estén interesadas en recibir la subvención también pueden apuntarse en Irunvi para poder optar a ellas.

Idoia Yarza concretó los requisitos que deberán cumplir los potenciales adjudicatarios: «podar acceder las unidades convivenciales inscritas en Irunvi, con unos ingresos entre 9.000 y 24.000 euros, que no estén emancipadas a la fecha de aprobación de esta ayuda». Las unidades convivenciales pueden ser de sólo una persona, dos, una pareja y un niño... Pero «al menos una de esas personas tiene que estar empadronada en Irun; y ninguno tiene que poseer una vivienda o percibir ayudas destinadas a vivienda de otras administraciones». Esos 100 euros mensuales que concede la ayuda se percibirán durante un año.

El plazo para realizar las solicitudes está abierto hasta el 31 de agosto. Toda la tramitación debe realizarse a través de Irunvi, bien acudiendo a sus oficinas de la calle Iglesia o a su página web. Los contratos de alquiler que suscriban los adjudicatarios de las ayudas, una vez se les hayan concedido, no podrán superar los 700 euros mensuales, cuantía que «es el coste medio del alquiler en Irun». Las viviendas que alquilen deberán estar en el municipio.

Este programa de ayudas tiene una financiación total de 75.000 euros. En total, habrá 62 adjudicatarios de la subvención.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos