El Mek Fest ofreció de todo y para todos

Por la tarde, una treintena de bandas y artistas actuaron en la plaza, con Niña Coyote eta Chico Tornado como protagonistas. /  DE LA HERA
Por la tarde, una treintena de bandas y artistas actuaron en la plaza, con Niña Coyote eta Chico Tornado como protagonistas. / DE LA HERA

La cita contó con jóvenes artistas, una treintena de bandas y tres cabezas de cartel en una jornada variada de la que disfrutó todo tipo de público La cuarta edición del festival llenó de música ayer la plaza Urdanibia durante doce horas

JOANA OCHOTECO IRUN.

El Mek Fest es un festival de música hecho por todos, para todo tipo de público y en el que tienen cabida todos los estilos. A falta de sol, la variedad brilló en una jornada en la que la música sonó durante algo más de doce horas seguidas, desde mediodía hasta pasada la medianoche. Pequeños, medianos y grandes; solistas y bandas, desde el rock hasta el jazz pasando por el hip hop, la jornada central de la cuarta edición del Mek llenó ayer de ritmo la plaza Urdanibia.

La única nota discordante fue la necesidad de suspender la primera actividad del día, que iba a estar dirigida a los más txikis: el taller Reziklator, que proponía una mezcla de manualidades, teatro y batukada. «Llovía bastante, y el grupo iba a hacer unas caretas que, a nada que les caigan unas gotas, se estropean», explicaba Gemma González, directora del Mek Fest. Por eso, «hemos avisado a primera hora de que se suspendía».

Pero, en vista de que hacia mediodía la lluvia dio una tregua, el espectáculo siguió adelante dando paso a los no tan txikis: alumnos de Skola Musik, del Taller de Canto de Amaia Adin y demás jóvenes de entre 9 y 17 años reclamaron su espacio en el escenario situado frente al Antiguo Hospital. Esta parte del programa pretendía ofrecer a los estudiantes de música y canto una oportunidad de mostrar su talento fuera del aula. Y efectivamente, hubo mucho talento y apenas una pizca de nervios: «al principio sí estaba un poco nerviosa», confesaba Uxue, alumna de Skola Musik, instantes después de interpretar con sus compañeras el tema 'Stay', de Rihanna. «Pero en cuanto me he puesto a cantar me he sentido bastante cómoda». Porque una vez se arranca, se tira para adelante, y a la joven le quedaron «muchas ganas» de volver a subirse a un escenario.

La música sonó también en euskera, al ritmo de Ken Zazpi; y luego volvió al inglés, esta vez en clave de rock, de la mano de 'Kiwi' de Harry Styles. Martina, la bajista del grupo que interpretó esta canción, fue quien eligió este tema «porque me gusta mucho». Y después, un salto hacia el ritmo country: Gaia, de sólo diez años, puso a bailar al público interpretando el tema 'Jolene' de Dolly Parton. Esta pequeña gran artista comentaba que canta «desde pequeña» y que «disfruta mucho» haciéndolo. Como debe ser.

Las chicas pisan fuerte

Fue un inicio de jornada con música para todos los públicos, de todas las edades y, además, inclusivo. Frente al escenario se instaló una carpa de la Asociación Pausoka, compuesta por familias cuyos niños tienen alguna necesidad especial. «Esa labor de inserción social también es importante», destacó Gemma González. Los chicos de Pausoka también pudieron disfrutar de la música y de los presentadores del evento, los youtubers Larrusketch, Aizea Gallagher e Iban García Despertavlogs.

Y para recuperar fuerzas tras la primera tanda de actuaciones, también hubo donde elegir: por una parte, para los artistas que se subieron al escenario, la comida saludable del programa IzanGood de Kutxa Fundazioa. Y para el público, tantos bocadillos como establecimientos hosteleros hay en el entorno de la plaza Urdanibia: los bares de la zona prepararon una propuesta específica para el festival, los bocadillos Mek. «Los hosteleros se han portado de lujo. Nos han apoyado en todo, han creado sus propios carteles de los bocatas y cada uno ha ideado el suyo. Y la oferta es una pasada», destacó la directora del Mek Fest.

Muchos comieron al ritmo de la música porque, nada más terminar los conciertos de los jóvenes, las bandas que componían el cartel principal comenzaron a actuar en los escenarios de la plaza Urdanibia. «Hay todo tipo de estilos, bandas de toda Euskal Herria incluido Iparralde. Desde el rap más hardcore, hasta el jazz más puro. Y como son conciertos de veinte minutos, se consumen muy fácil». Entre los grupos destacaban los tres cabezas de cartel: Niña Coyote eta Chico Tornado, Iseo & Dodosound & The Mouse Hunters y Sunset Sons. La variedad de música permitió a muchos descubrir «otros estilos diferentes a los que están habituados», explicó Gemma González.

La directora destacó también que el Mek Fest es un festival en el que las chicas pisan fuerte: «hemos querido hacer un cartel equitativo e igualitario. Hay que trabajar para que los festivales den espacio a las mujeres, tanto en los escenarios como en producción», afirmó González.

El próximo Mek, en mayo

La cuarta edición del festival se despide hoy domingo con dos conciertos que amenizarán la hora del aperitivo: a partir de las 11.30, las bandas Grande Days y Luma actuarán en la plaza Urdanibia. «Son dos grupos que hemos traído gracias a Catapulta Tour», señaló la directora del Mek Fest.

Tras poner la guinda al festival, los organizadores no tendrán mucho tiempo para descansar: Gemma González confirmó ayer que el próximo mes de mayo llegará una nueva edición del Mek Fest. «A partir de diciembre, abriremos el plazo de inscripción para las bandas que quieran participar».

Fotos

Vídeos