SPI exige a Renfe «medidas que reduzcan los perjuicios que causan las obras del tercer hilo»

M.A.I. IRUN.

El Grupo Municipal Sí se Puede Irun ha exigido a Renfe que ponga en marcha «medios de transporte público alternativo» para garantizar «un servicio público de calidad durante el tiempo que duren las obras del tercer hilo de Renfe entre Irun y Donostia, que están provocando perjuicios a las personas que usan el tren entre estas dos ciudades».

Tras haberse reunido con trabajadores de Adif y Renfe para conocer el desarrollo de las obras y su impacto en la ciudadanía, SPI destacó «la reducción de la oferta de horarios y la eliminación de 60 trenes diarios, tanto de cercanías como de larga y media distancia, lo que resta competitividad y eficacia a un medio de transporte que, hasta el inicio de las obras, servía para que las personas usuarias acudiesen a diario a clase o a su puesto de trabajo y para que los viajeros que venían de Francia y de Irun tuviesen enlace con otras ciudades del Estado». Considerando que esto ha llevado a usuarios habituales a «apostar ahora por el vehículo privado», SPI criticó «la ausencia de medios alternativos complementarios». Según el grupo, un servicio de autobuses lanzadera tendría un coste de tres millones mientras dure esta obra, «presupuestada en 180». No entiende que Renfe descarte esta opción «dejando a la ciudadanía sin alternativa eficiente desde abril».

SPI aprovechó para recordar «el muro que nos separa de Europa», en referencia a los trenes que provenientes de Francia ya no llegan hasta Irun y a la mala conexión entre su terminal actual, en Hendaia, y la estación irundarra.

Fotos

Vídeos