Los escolares de Belaskoenea participan en el proyecto 'Haurren erabakia'

Estudiantes de Belaskoenea durante una sesión del programa impulsado por la Diputación Foral./
Estudiantes de Belaskoenea durante una sesión del programa impulsado por la Diputación Foral.

A través de este programa los estudiantes han hecho propuestas para mejorar la ciudad en función de sus deseos y necesidades

M.A.I. IRUN.

Estudiantes del colegio Belaskoenea participan en el proyecto 'Haurren erabakia', una iniciativa impulsada por la Diputación Foral de Gipuzkoa en colaboración con Unicef, con el objetivo de fomentar la participación de niños y adolescentes e integrar sus opiniones, aportaciones y propuestas en el diseño de las políticas públicas

Según ha dado a conocer el diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad, Imanol Lasa, una vez concluida esta fase de reflexión «se llevarán a cabo talleres para que los niños y las niñas participen y hagan propuestas y aportaciones a los presupuestos abiertos de la Diputación». El alumnado de Belaskoenea partirá de las propuestas realizadas en el mencionado taller local.

Durante el mismo, y partiendo de las responsabilidades propias de su edad, los escolares debatieron sobre varios aspectos de la ciudad, atendiendo a sus deseos y sus necesidades. A raíz de esa reflexión, los alumnos se percataron de que tienen mucho que aportar y trabajaron diferentes propuestas para la mejora de la ciudad.

Los participantes propusieron mejorar las instalaciones del colegio, hacer un bidegorri en el barrio y más parques

Antes de comenzar a analizar Irun, y con el objetivo de poner a los niños y las niñas en situación, los educadores plantearon varias afirmaciones que los escolares debían decidir si eran verdaderas o falsas. Después, en pequeños grupos y con un plano de la ciudad, identificaron los espacios que consideraban más importantes y debatieron sobre ellos. Así establecieron las situaciones que querrían mejorar y diseñaron un nuevo modelo o plano local en función de sus necesidades y deseos.

Los participantes enfocaron su trabajo en el barrio Belaskoenea, principalmente porque casi todo el alumnado reside en dicho barrio. Aun así, destacaron el deseo de participar y opinar en aspectos relevantes para ellos, sobre todo, relacionados con el ocio.

Ideas para mejorar el barrio

En los talleres, los estudiantes de Belaskoenea se centraron en seis temas principales, realizando propuestas concretas sobre algunos de ellos. Por ejemplo, reclamaron la construcción de más parques y más grandes, en los que reunirse con sus amistades. De hecho, declararon echar en falta espacios para el ocio. Propusieron la construcción de un parque con tirolina y, también, de un parque cubierto para los días de lluvia.

En lo que a los museos se refiere, les gustaría que fueran más interesantes: se mostraron a favor de mantener Oiasso, pero solicitaron aumentar la variedad de las exposiciones. Además, también propusieron la creación de un espacio multiusos.

En relación al entorno de Pío XII, señalaron que es un espacio al que se le está dando un mal uso. De hecho, según los escolares, ocupa un espacio propicio para el ocio. Su propuesta fue retirar las antiguas vías de tren y construir en su lugar un campo de fútbol.

La mayoría de las propuestas surgieron a raíz de la reflexión acerca del centro educativo. Una de ellas era poner césped en el campo de fútbol para así evitar el riesgo de darse golpes fuertes. Por otro lado, propusieron la celebración de más fiestas una vez finalizado el periodo de exámenes porque consideran que celebrando más los éxitos se conseguirá un ambiente más agradable.

Otra de las propuestas fue pintar el exterior del centro educativo. Se mostraron dispuestos a pintarlo ellos mismos siempre y cuando cuenten con la ayuda de personas adultas. También identificaron la necesidad de más recursos y material para jugar en los recreos, por ejemplo, la construcción de columpios en la parte del patio que no se utiliza. En general, reconocieron que existe la necesidad de mejorar las instalaciones del colegio, como los pestillos de los vestuarios, el wifi, las goteras... También afirmaron que les gustaría realizar más excursiones.

Además, reflexionaron sobre los centros comerciales de Irun, llegando a la conclusión de que existe la necesidad de construir uno nuevo o ampliar el actual. Indicaron que cuando hace mal tiempo los centros comerciales se saturan de gente y, por ejemplo, no suele haber sitio en los cines.

Las últimas propuestas las hicieron con el foco puesto en el bidegorri, y uno de los grupos propuso construir uno en el barrio. Puesto que gran parte del alumnado del centro reside en el mismo, agradecerían que tuvieran la posibilidad de acudir a clase en bicicleta o patinete.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos