El Erroibide cae en la Final Four contra el campeón

La gran temporada del Erroibide no acabó bien. /
La gran temporada del Erroibide no acabó bien.

La lesión de Beñat Miranda fue clave en la derrota por 78-65

I.A. IRUN.

El Erroibide guardará un recuerdo amargo de la Final Four de ascenso a la que con tanta ilusión había acudido. Los irundarras se habían clasificado como quintos y se medían al segundo y anfitrión, el Urgatzi de Mungia. Gracias a su gran momento de forma, hicieron saltar por los aires el pronóstico en el primer cuarto, aunque una desgraciada jugada influyó negativamente en su ánimo y cambió por completo el desarrollo del partido.

El inicio de los irundarras fue arrolador con un 4-12 en el minuto tres. El gran acierto en los triples -5/6 en el primer cuarto- ayudó a seguir aumentando la ventaja, que era de nada menos que diecisiete puntos en el 8-25 del minuto ocho. Pero entonces llegó la acción clave. Tras la enésima recuperación de balón, Beñat Miranda se fue a a la contra, recibió un contacto -que no fue señalado con falta personal- y en la caída se fracturó la clavícula en cuatro partes. Viendo cómo sufría su compañero, que fue retirado en ambulancia, los irundarras se quedaron helados. El partido cambió por completo.

A partir de ahí solo hubo un equipo en la cancha, el Urgatzi, que ya para el descanso estaba por delante en el marcador, 39-34, y en el tercer periodo fue aumentando la renta hasta una máxima de 23 puntos, 59-36.

El Erroibide demostró una vez más su carácter luchador y no quiso irse del partido sin poner las cosas difíciles al anfitrión. Los irundarras dibujaron un parcial de 2-16 y superaron la barrera de los diez puntos en el 61-52 del minuto 35 pero a partir de ahí fue difícil seguir con la remontada y el partido acabó con 78-65 para su contrincante, que a la postre sería ganador de la Final Four y, por lo tanto, segundo ascendido a Primera Nacional.

Pese a todo, el Erroibide puede estar orgulloso de la campaña realizada, ya que dieron la vuelta a un inicio complicado (0-3) yendo de menos a más hasta entrar con cierta holgura en esta fase final. Los guipuzcoanos llegaron a ganar partidos con solo seis y siete jugadores. Diecinueve han sido los que han disputado al menos un partido esta temporada, con gran ayuda y aportación de los jugadores del segundo equipo y del juvenil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos