El dispositivo de alojamiento por frío se activa con un servicio reforzado

Juan Mari Txapartegi, Sergio Corchón y Txema Pérez, en las instalaciones del dispositivo.
/F. DE LA HERA
Juan Mari Txapartegi, Sergio Corchón y Txema Pérez, en las instalaciones del dispositivo. / F. DE LA HERA

Este recurso nocturno de urgencia ante bajas temperaturas está gestionado por Cruz Roja y cuenta con espacio para veinte personas

JOANA OCHOTECO IRUN.

El dispositivo de alojamiento de urgencia por frío se ha puesto en marcha un año más, pero en esta ocasión con algunas novedades: el servicio, situado en la que era la sala de conferencias del Antiguo Hospital y gestionado por Cruz Roja, cuenta ahora con veinte camas para albergar a personas que pernocten en la calle.

El delegado de Bienestar social, Sergio Corchón, explicó que «hemos podido mejorar el recurso de forma importante. El año pasado contaba con hamacas, pero ahora hay literas que ofrecen unas condiciones más cómodas a sus usuarios. Se trata de dignificar el espacio». Además de esas camas, se ha habilitado una zona con una mesa y sillas en la que «se suministran bebidas calientes y se ofrece un desayuno» a los usuarios. «Queremos que este sea un espacio amigable en el que las personas, dentro de todas sus dificultades, puedan estar en un ambiente lo más cómodo posible», señaló el delegado.

Este servicio se pone en marcha cada vez que las previsiones meteorológicas advierten de una temperatura nocturna de 8 grados o menos. El dispositivo de alojamiento permanece abierto desde las 21.30 hasta las 9.00, si bien el horario de entrada es hasta las 22.30. A partir de esa hora, la Policía Local se encarga de acompañar a los usuarios hasta las instalaciones. Se recuerda a toda la ciudadanía que si observan a alguna persona sin hogar durmiendo en la vía pública durante los días de frío, pueden informar de ello a la Policía Local, llamando al 092, para que los agentes le inviten a acudir al dispositivo de alojamiento de urgencia.

Las personas que deseen hacer uso del recurso deben acudir previamente a los servicios sociales de Irun para obtener el volante que les permitirá acceder al espacio. Si bien dispone de 20 plazas, el número de personas que suele hacer uso del recurso suele estar entre doce y quince.

Los usuarios, agradecidos

El delegado de Bienestar social subrayó «el valor añadido de que este servicio esté atendido por Cruz Roja Irun». Contar con la labor de personas voluntarias «da un valor humano al recurso». Txema Pérez, responsable de Cruz Roja Irun, es una de las personas que atiende a los usuarios del dispositivo de alojamiento. Manifestó su «agradecimiento» al Ayuntamiento y en especial al área de Bienestar social «por las mejoras» llevadas a cabo en el recurso, que «han sido muy grandes. Nosotros dormimos con ellos, escuchamos lo que dicen sobre el servicio, y la verdad es que están encantados con el cambio. Lo agradecen infinitamente; lo podemos constatar porque nos lo dicen», aseguró Txema Pérez.

Juan Mari Txapartegi es otro de los voluntarios de Cruz Roja que colabora en este servicio, ejerciendo funciones «de cuidador. Atiendo sus necesidades e inquietudes, ayudándoles en lo que sea posible». Su principal cometido, explicó es «velar por que los usuarios estén lo mejor posible. Se trata de que los voluntarios demos lo mejor de nosotros mismos para que ellos estén bien», afirmó Juan Mari Txapartegi.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos