Después de la lluvia, brilló el rock

Desde Irun para Irun. La banda local Los Secos inauguró la noche de conciertos que se vivió el viernes en San Juan. / FOTOS: F. DE LA HERA
Desde Irun para Irun. La banda local Los Secos inauguró la noche de conciertos que se vivió el viernes en San Juan. / FOTOS: F. DE LA HERA

La programación del Irun Rock se vio condicionada ayer a mediodía por las condiciones climatológicas. Los conciertos de la tarde y de la noche pudieron celebrarse con normalidad, al igual que el viernes

JOANA OCHOTECO IRUN.

Regresar a la plaza San Juan era una apuesta con muchos puntos a favor, pero alguno en contra: la lluvia del sábado a mediodía condicionó los primeros conciertos de ayer del Irun Rock, pero, pese a la cancelación de una de las actuaciones y de acumular cierto retraso, las guitarras volvieron a resonar en San Juan. El entorno de la plaza se convirtió en un festival urbano con dos escenarios, puestos de comida y bebida y un público que sacó provecho al carácter gratuito de la cita.

La apuesta por los conciertos al aire libre había funcionado a la perfección durante la noche del viernes, en la primera jornada de este octavo Irun Rock: la banda local Los Secos había abierto la noche y Verona siguió animando el ambiente hasta llegar al plato fuerte de la noche. Viva Suecia, el grupo que ha triunfado este verano en múltiples festivales, ofrecía su primera actuación en Euskadi dentro del Irun Rock. El concierto «fue un éxito, el público respondió muy bien», comentaba Iñaki Estévez, miembro de la organización del festival.

Público de todas las edades

Tras el buen sabor dejado por la noche del viernes, ayer el programa estuvo condicionado por la inestabilidad climatológica. Minutos antes del mediodía, la organización del Irun Rock anunciaba que se suspendía el concierto de Ghost Number & His Tipsy Gypsies, que iba a inaugurar la jornada de conciertos a las 12.00. No obstante, los organizadores esperan poder contar con esta «magnífica banda» en la próxima edición de la cita. También se optó por posponer hasta la tarde el taller de pintacaras dirigido al público infantil.

El inicio de la segunda jornada del festival tuvo que retrasarse hasta las 14.00, pero los otros dos grupos que figuraban en el programa matutino del Irun Rock se hicieron oír en San Juan: «Hemos venido a pasarlo bien. ¡Vamos coño, que es otoño!» Con estas palabras cargadas de espíritu rockero dio comienzo Los Wallas a su concierto. Como señalaba Iñaki Estévez, «una vez empieza a sonar la música, todo fluye». La segunda jornada del Irun Rock estaba en marcha. No obstante, Los Wallas redujeron la duración de su actuación a 40 minutos para que, a continuación, la banda Yawners también tuviera tiempo para ofrecer su concierto.

Tras un parón para comer y echar la siesta, el Irun Rock retomó el programa poco después de las 17.30 de la mano de Lauroba, que actuó en el escenario principal. El horario y el hecho de que, entonces sí, pudieran celebrarse los talleres infantiles previstos para la mañana, contribuyeron a que público de todas las edades pudiera disfrutar de una tarde rockera en San Juan. Tras el concierto de Lauroba, cambio de escenario: el público, con los más jóvenes en primera fila, se movió frente al tablado situado junto a la calle Mayor para escuchar a Franco.

La música no paró y el público fue aumentando tanto en número como en edad: el anochecer se vivió al ritmo que marcó Ángel Stanich, al que siguieron Abstract Artimus, The Excitements, Lie Detectors y Mucho.

Teniendo en cuenta que el factor climatológico no es algo sobre lo que se pueda tener un control, el regreso del Irun Rock al aire libre y a su formato gratuito «es algo de lo que estamos orgullosos. Hoy por hoy, creo que podemos decir que éste es el festival gratuito más grande y de mayor proyección de Euskadi. Es un dato concreto y contrastado», aseguraba Iñaki Estévez. El promotor musical destacó tanto el número de bandas que participaron en la cita como su «proyección nacional e internacional. Ahora mismo, el Irun Rock es un referente para muchas citas de esta índole».

Hoy domingo, la octava edición del festival se despide con otro concierto de formato vermú, que tendrá lugar a las 13.00 en la calle Mayor y que correrá a cargo del grupo donostiarra Howdy, de estilo country.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos