Deporte en la ciudad, el campo y el río

Piragüismo. Los niños de Uda de la Sociedad Deportiva Santiagotarrak bajando las piraguas al muelle del río Bidasoa./
Piragüismo. Los niños de Uda de la Sociedad Deportiva Santiagotarrak bajando las piraguas al muelle del río Bidasoa.

La campaña Uda promueve un verano divertido con actividad física en distintas disciplinas. Un total de 19 clubes iruneses imparten 140 cursillos a niños y adolescentes durante los meses estivales

IRATI JARAIRUN.

El delegado de Deportes, Pedro Alegre, ha vuelvo a realizar un recorrido por algunos de los clubes que ofertan cursillos veraniegos en Irun para niños y adolescentes de 3 a 16 años. «Ya hicimos una visita a lo largo del mes de julio, pero también me suele gustar visitar algunos clubes o algunas entidades que están realizando actividad a lo largo de este mes», dice el delegado.

En julio, visitó las instalaciones deportivas de Plaiaundi para conocer cómo transcurren las actividades preparadas por el Bidasoa Atletiko Taldea y el Txingudi Rugby Club. También se acercó al club Tenis de Mesa Leka Enea y acabó el recorrido en Artaleku, con los cursillos de balonmano del CD Bidasoa. Esta vez, la visita se ha dirigido al Club de Tenis Txingudy, el Club Hípico Jaizubia y la Sociedad Deportiva Santiagotarrak.

Alta participación

Las inscripciones en los 140 cursillos ofertados por todos los clubes han sido elevadas y, en la mayoría, superiores a las del año pasado. Este verano los chavales han podido escoger entre las ofertas de una veintena de entidades: balonmano, remo, piragüismo, surf, fútbol, tenis de mesa, natación, scoot y skate o gimnasia rítmica, entre otros. «La campaña ha ido bien, no tenemos constancia de ningún incidente, todo lo contrario. Es de reseñar la alta participación que está habiendo en todos los cursos. Todavía no tenemos cifras concretas porque los clubes nos pasan la memoria de las actividades a final de mes».

La visita del delegado de Deportes arrancó en el colegio público Dunboa, donde el club de tenis practica, temporalmente, su deporte. «Pronto empezarán las obras del Tenis Txingudy. Si todo va bien, el verano que viene se abrirán las instalaciones, con un nuevo programa de piscinas y zona verde abierta a toda la ciudadanía y, por supuesto, los tenistas tendrán cabida allí». Aunque, al parecer, el desarrollar los cursillos en el centro de la ciudad «ha sido todo un éxito», según dice Paco Sánchez, el monitor. «No es como ir hasta el club, porque hasta allí tenían que subir en coche, aunque próximamente también habrá transporte público».

Al rededor de 60 niños han disfrutado este verano de un deporte «minoritario, pero que acaba gustando y enganchando mucho», añade Sánchez. «La campaña Uda es perfecta para todos aquellos que se quieran iniciar».

«La campaña Uda es perfecta para todos los que se quieran iniciar en algún deporte»

El recorrido ha seguido en el Club Hípico Jaizubia. «Los cursillos de la campaña Uda son por las tardes. Por las mañanas, tenemos una especie de campamento en el que, además de montar, explicamos la teoría de los galopes, para después poderse examinar y concursar», explica José Luis Gamarra, presidente del club.

El paseo ha terminando junto al agua, en el club de remo y piragüismo Santiagotarrak, uno de los pocos clubes que, desafortunadamente, sí que ha notado cierto declive. «El verano ha estado bien, pero un poco más flojito que antes. Ya no hay esa afluencia que había hace unos años», explica Maite Diéguez, una de las monitoras. Aunque nada ha tenido que ver la bajada del caudal del río Bidasoa. Todo lo contrario, «no ha afectado en absoluto, al final lo que hay que hacer es aprovechar todas las posibilidades que te da el río. Con marea alta entramos a las islas, con marea baja vamos a la sequera y les enseñamos cosas que con una marea alta es más complicado», añade Diéguez.

En pocos días septiembre dará fin a un verano irunés divertido y sobre todo, deportivo. Aunque seguramente más de un niño se quede en el club que ha saciado sus mañanas, o tardes.

Fotos

Vídeos