¡Que no cunda el pánico!

Kauldi Odriozola fue el mejor en el partido contra el Ademar de León en Artaleku./F. DE LAHERA
Kauldi Odriozola fue el mejor en el partido contra el Ademar de León en Artaleku. / F. DE LAHERA

Kauldi Odriozola, que marcó diez goles ante el Ademar, es el máximo realizador del equipo con veintiún tantos. El Bidasoa-Irun perdió el miércoles contra el Ademar de León y acumula tres derrotas en tres jornadas tras un complicado inicio liguero

BORJA OLAZABALIRUN.

Después de solo tres jornadas es imposible sacar conclusiones genéricas. Y ni mucho menos, y aunque se hayan perdido tres partidos, hay que hacer saltar las alarmas. La Liga Asobal no ha hecho más que empezar y el Bidasoa-Irun ha tenido un inicio complicado, pero no puede cundir el pánico. Analizado todo con la debida frialdad, no hay motivos para preocuparse. Al menos, por el momento.

De las tres derrotas, la única que no se esperaba o que no entraba en los pronósticos fue la primera. La del partido en Artaleku contra el Huesca. Los oscenses tienen un buen equipo, pero en Irun ese partido se tenía que haber sacado. Dicho esto, lo cierto es que la máxima razón de la derrota fue la falta de acierto de cara a la portería rival. Ahí están los datos que lo corroboran.

El Bidasoa-Irun lanzó seis veces más que su rival a portería y marcó dos goles menos, 25-27. El porcentaje de los irundarras fue de un 56,8% y el de los aragoneses del 71%. La diferencia es más que considerable. A estoy hay que sumar que el Bidasoa falló cuatro de los cinco penaltis que lanzó. Algo que está fuera de toda lógica.

Los hombres de Jacobo Cuétara hicieron muchas cosas bien para ganar en la primera jornada y que los dos puntos se escaparan fue fruto de una de esas casualidades que se dan a lo largo de las temporadas. En partidos así, casi siempre se ganará.

Para la segunda jornada tocó viajar hasta Puente Genil para jugar contra el Ángel Ximénez. Ganar a domicilio es muy complicado en la Liga Asobal. Casi imposible si se afronta el partido con tres bajas.

El Bidasoa jugó en Puente Genil sin Rodrigo Salinas, que está llamado a ser una de las referencias del equipo, sin Adrián Crowley y sin Jon Vázquez. Además, Iago Muiña afrontó el choque sin superar del todo sus molestias en el hombro.

El resultado fue doloroso, 34-25, pero caer en tierras cordobesas tal y como se afrontó el partido, tampoco es descabellado.

Y para acabar con este inicio de temporada tocó recibir el miércoles en Artaleku al Ademar de León. Los leoneses ganaron, como era de esperar, pero el Bidasoa plantó cara y el choque acabó con el 26-30 en el marcador.

Ahora toca visitar al Benidorm, recibir al Logroño, jugar en Valladolid y recibir al Cangas. El calendario aprieta, ser el colista de la Asobal escuece y será difícil sumar en las próximas jornadas, pero hay que mantener la calma. Esto es muy largo.

Tira del carro

En los tres partidos disputados hasta el momento, Kauldi Odriozola ha sido el máximo goleador del equipo. El de Zumaia, que marcó diez goles ante el Ademar, lleva veintiuno en liga con un 68% de acierto. Le sigue Iker Serrano, con once goles y un 79% de efectividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos