El Comedor y Punto de Encuentro Social atendió el año pasado a 572 personas

Relación. El delegado de Bienestar Social, Sergio Corchón, con usuarios y personal del Punto de Encuerto Social de Irun.

El perfil de edad de las personas usuarias es muy variado, aunque la mayoría tiene entre 25 y 49 años. La instalación dispone de servicios de duchas e higiene, lavandería y espacio de acompañamiento

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.

El Comedor y Punto de Encuentro Social de Irun atendieron el año pasado a un total de 572 personas, que hicieron uso de los diferentes servicios que se ofrecen en la instalación: alimentación, duchas e higiene, lavandería y espacio de acompañamiento. Sergio Corchón, delegado de Bienestar Social del Ayuntamiento, ha dado a conocer esta semana el balance de 2016 de este recurso, ubicado en la calle Virgen Milagrosa y que el pasado mes de julio cumpió siete años. «Es un servicio fundamental, a la hora de cubrir las necesidades básicas de alimentación e higiene de las personas que se encuentran en riesgo de exclusión social en la ciudad», señalaba Corchón. «Es una instalación referencia en el territorio y, a través de ella, queremos que todas las personas que residen en Irun, que por las razones que sean, hoy en día no tienen cubiertas estas necesidades, dispongan de un punto al que acudir, en el que puedan comer, asearse, ducharse y contar con un espacio de acompañamiento».

El informe elaborado por Bienestar Social desglosa los datos de actividad por servicios. Así, durante 2016 el comedor atendió a 163 personas (77% hombres y 23% mujeres) y sirvió un total de 13.845 menús. Este dato supone un ligero descenso de asistencia con respecto a 2015, año en el que acudieron al comedor 192 personas. La media de atenciones por día se situó en 37,8 y los meses de marzo, abril y noviembre fueron los de mayor actividad.

Relación social

En cuanto al perfil de edad de las personas que asistieron al comedor, se mantiene la línea de años anteriores, y aunque es muy diverso, la mayoría de los usuarios (66%), tiene edades comprendidas entre los 25 y los 49 años. Hay, por otra parte, una gran rotación en el servicio, ya que de las 163 personas atendidas, 92 acudieron al comedor social por primera vez.

El Punto de Encuentro, por su parte, atendió en 2016 a un total de 562 personas, 25 más que el año anterior. Del total de usuarios, 222 utilizaron el servicio de ducha, que contabilizó 1.854 usos; 162 recurrieron a la lavandería, que tuvo un total de 1.257 usos y 359 acudieron al espacio de acompañamiento, en el que se contabilizaron 20.678 servicios.

El delegado de Bienestar Social destacaba la función del espacio de acompañamiento, «que es accesible y acogedor y en el que las personas pueden leer, tomar un café, descansar, utilizar el ordenador, realizar actividades lúdicas... Pero, fundamentalmente, es un punto de encuentro entre personas, desde el respeto y la aceptación. Es un espacio en el que las personas cuentan con orientación y apoyo profesional y se ha convertido en el servicio más demandado».

En conjunto, el Comedor y Punto de Encuentro Social atendieron en 2016 a 572 personas. El hecho de que la mayoría de los usuarios del comedor, acudiera también al punto de encuentro, «pone de manifiesto la importancia no sólo de la alimentación, sino también del acompañamiento social, pieza clave en la lucha contra la exclusión», añadía Corchón.

El año pasado se realizó también una evaluación de satisfacción entre las personas usuarias. En una escala de 1 a 6, el grado de satisfacción se situó en una media 5,3, lo que «nos indica que vamos por el buen camino», concluía el delegado de Bienestar Social.

Más

Temas

Irun

Fotos

Vídeos