«Que mi ciudad me reconozca con esta distinción, a mi edad, es un gran regalo»

Ricardo Requejo ha recibido la noticia de su reconocimiento «con sorpresa y con muchísima, muchísima alegría. Hace unos días, me llamó el señor alcalde por teléfono para comunicármelo», contaba ayer el pianista irunés, «y cuando colgué el teléfono pensé: ¿será que lo he soñado? No me atrevía a hablarlo con nadie, hasta que se hiciera oficial y ahora me está empezando a llamar la gente... y estoy empezando a creérmelo. Para mí, Irun es un punto muy, muy importante de la geografía y que mi ciudad me reconozca con la Medalla de Oro, a mi edad... pues es un gran regalo».

Irun es el punto de partida y el lugar al que siempre vuelve Ricardo Requejo. Sus inicios musicales están «a los 6 años, en la Academia Municipal, en las antiguas escuelas de Viteri, con don Primitivo Azpiazu. Él me enseñó el solfeo y con ese solfeo he hecho yo toda mi carrera»; una carrera concertística y pedagógica larga y exitosa y a la que todavía resta recorrido, a juzgar por los proyectos que el pianista tiene entre manos.

En toda su trayectoria musical, Ricardo Requejo ha recibido numerosos premios, pero ninguno va a ser tan especial como el que recibirá el próximo mes de diciembre en la Sala Capitular del Ayuntamiento de Irun.

Fotos

Vídeos