Cientos de personas rinden homenaje en Irun a la joven Nagore Laffage

Cientos de personas rinden homenaje en Irun a la joven Nagore Laffage
Floren Portu

El colectivo Erretxinduak, la familia con su madre Asun Casasola al frente, amigas y cientos de ciudadanos participaron en un acto emotivo y de reivindicación

IÑIGO MORONDO

Una iniciativa ciudadana reunió este domingo en Irun a cientos de personas con el objetivo de recordar a Nagore Laffage y rendirle un homenaje ahora que están a punto de cumplirse 10 años de su asesinato a manos de Diego Yllanes, que ya se encuentra en libertad.

Lo que le ocurrió a Nagore en Pamplona aquel 7 de julio de 2008 sigue muy presente en su familia, en sus amigas y en su ciudad, pero el colectivo ciudadano Erretxinduak ha querido concentrar el recuerdo de la joven y el apoyo a su familia en un acto que se celebró al mediodía con mucho de homenaje y bastante de reivindicación.

Los sonidos de la Alboka y de la txalaparta introdujeron las primeras palabras del acto, a cargo de «ciudadanos anónimos a los que nos mueve la solidaridad y la lucha por causas que consideramos justas», explicaron varios miembros de Erretxinduak. Recordaron la cercanía del décimo aniversario, así como que el asesino confeso, Diego Yllanes, «ya ha sido puesto en libertad, antes de cumplir íntegramente la liviana condena a la que fue sentenciado. Ante esto, queremos mostrar nuestra repulsa», una frase que fue refrendada por los aplausos de los muchos asistentes.

También anunciaron el comienzo de una campaña de recogida de firmas para dar el nombre de Nagore Laffage Casasola al parque infantil que se construirá en la plaza Volmer del municipio. «No puede ser que, diez años después, en nuestra ciudad no haya nada que recuerde lo ocurrido. Los irundarras no queremos ni debemos olvidarlo». El Ayuntamiento ya ha anunciado que acepta la propuesta. El parque infantil, que estará cubierto, ocupará con zonas verdes y de estancia 6.000 metros cuadrados. La obra está en licitación.

Por otra parte, esta semana el alcalde, José Antonio Santano, ha anunciado que Asun Casasola, la ama de Nagore, ha aceptado la propuesta que le hizo para que el próximo 23 de junio lea el saludo oficial de los sanmarciales de 2018. Este domingo, ante ella y su marido, Txomin Laffage, se bailó un aurresku. Casasola recibió flores y una placa, e intervino para «dar las gracias a todos los que habéis venido aquí. Sé que cuesta mucho echarse a la calle. Yo estoy aquí por lo que me ha tocado vivir, si no, a lo mejor también me costaría. Pero es importante hacer el esfuerzo porque las cosas tienen que cambiar», dijo antes de acabar, casi entre lágrimas. «Estoy viendo tanta gente conocida que me estoy emocionando. Gracias por estar siempre ahí».

«Por tu ausencia»

Hubo un bertso y un texto que elevaron el tono emocional y el reivindicativo, tras el último caso de Pamplona. Las letras denunciaban que las mujeres «ya no son violadas por un solo hombre. Ahora van en manada. Inconscientes, desmayadas, asustadas, quizá puedan pensar 'terminad pronto. ¡Dios mío, que no me maten'. Y la justicia dictamina que no es violación. Hay que gritar y pelear, aunque recibas golpe tras golpe y que después te maten. ¿Es lo que aconsejáis, señores letrados, a vuestras hijas si algún día pasan por esto?».

Pero el momento de mayor intensidad lo protagonizaron Ainara y María, que leyeron una carta dirigida a su amiga Nagore en nombre de su cuadrilla. «Casi 10 años han pasado desde que te fuiste y parece que fue ayer. Diez años en los que hemos tenido que aprender a vivir sin ti. Diez años en los que nos hemos graduado, hemos encontrado nuestro primer trabajo, nos hemos ido a vivir fuera y alguna incluso ha formado una familia. Lo que más nos duele es habernos perdido eso de ti. No te hemos visto graduarte, ni encontrar tu primer trabajo, ni te veremos formar una familia». La lectura se interrumpió en este punto y sólo tras el apoyo de los aplausos del público se pudo retomar.

«Diez años en los que hemos seguido haciendo muchas de las cosas que hacíamos juntas y que siempre nos recordarán a ti. Ha habido muchos cambios, viajes y largas conversaciones. Nos hemos reído, pero también hemos llorado, mucho». Con las lágrimas aflorando en los ojos de muchos de los presentes continuó la carta. «Gracias, Nagore, por todos los momentos que pudimos vivir, por todos los recuerdos y todas las risas; gracias por tanta dulzura, tanta alegría y tanta fuerza; por esa manera única de vivir la vida. Dicen que la vida sigue, pero durante estos diez años y durante los que vendrán, siempre nos faltarás tú. Esperamos que estés orgullosa de tus amigas, que te recordamos siempre. De tu familia, que ha luchado sin descanso para que se te hiciera justicia. De todas esas personas de Irun y Pamplona y de muchas otras ciudades que han llenado las redes con tu nombre, tu foto, tu historia, para pedir justicia, para que siempre se te recuerde y nunca dejemos de gritar que 'no es no'. Por tu ausencia, Nagore, zure oroimenez».

El acto lo cerró la actuación de un coro popular, dirigido por Marisa Etxepare, que ya había interpretado el 'Txoriak txori' de Mikel Laboa, y puso el broche final con 'Xalbadorren heriotzean', de Xabier Lete, en la que estuvo acompañado por los cientos de irundarras que, pese a la lluvia, se acercaron al acto.

Temas

Irun

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos