'Cervantina' llega a Irun como el Mejor Espectáculo Músical en los Max 2017

Más que un buen guión. 'Cervantina' cuenta con una importante apuesta por la producción en cuanto a música, vestuario e iluminación.

La Compañía Ron Lalá utiliza fragmentos de las obras de Cervantes en una representación cargada de humor, poesía, ritmo y música en directo

IÑIGO MORONDOIRUN.

Octubre está siendo el mes de los Max en el Amaia. El pasado fin de semana, el centro cultural llenó su auditorio con 'Oskara', la propuesta de danza contemporánea con la que la compañía Kukai recibió en junio el Max al mejor espectáculo de danza. Este sábado, a las 20.00 horas, la oferta gira hacia el teatro, pero pretende mantener el nivel de calidad con otros galardonados en la edición de los Max de este año: la compañía Ron Lalá y su 'Cervantina', Mejor Espectáculo Musical.

En colaboración con la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Ron Lalá estrenó esta obra hace un año en Madrid y desde entonces la crítica no ha dejado de cantar alabanzas, refrendadas a comienzos del verano con ese premio Max.

Rima y humor

Ron Lalá ya se había internado en los textos cervantinos con 'En un lugar del Quijote', éxito en crítica y público y finalista de los Max en 2014. Pero el universo de Cervantes abarca más que al hidalgo de la lanza en astillero y en esta nueva propuesta, la compañía ha querido «mirar a los ojos al autor, sus personajes y sus textos, dialogar con ellos desde nuestro lenguaje, nuestra música, nuestro humor y nuestra voz viva», explica el director literario de 'Cervantina', Álvaro Tato.

La obra recoge fragmentos de novelas y entremeses firmados por Cervantes: 'El Quijote', por supuesto, pero también 'Rinconete y Cortadillo', 'El licenciado Vidriera', 'El retablo de las maravillas', 'Persiles y Segismunda'... y otra decena de textos más. Es la búsqueda de «la flor y nata de su literatura inabarcable» para hacerla punto de partida de una obra con la que acercar al público un Cervantes en cierto grado de profundidad, «la belleza del idioma desencadenado y la hondura de su pensamiento libre», pero siempre con la buena compañía de la música en directo y la herramienta del humor, recursos con los que Ron Lalá se siente identificado.

Un espectáculo de calibre necesita mucho más que una buena premisa. Ron Lalá realizó un esfuerzo para que la iluminación, la escenografía, el vestuario... todos los elementos de la producción estuvieran al nivel del producto que querían conseguir. El trabajo de Juan Cañas, Miguel Magdalena, Álvaro Tato, Daniel Rovalher e Íñigo Echeverría sobre las tablas (representando a multitud de personajes, cantando, tocando...) también ha convencido a los críticos y a sus propios compañeros de profesión.

El resultado final es 'Cervantina', este espectáculo de base clásica y corazón contemporáneo, hora y media de representación que promete ingenio, talento y mucha diversión.

Fotos

Vídeos