SPI, PNV y EH Bildu plantean una nueva ubicación para las pistas de Plaiaundi

Melida (EH Bildu), Soto (SPI) e Iridoy (PNV) en el acceso a los terrenos que proponen. / F. DE LA HERA
Melida (EH Bildu), Soto (SPI) e Iridoy (PNV) en el acceso a los terrenos que proponen. / F. DE LA HERA

Se situa en Txenperenea Oeste y aseguran que «es más rápida y más barata» que las dos opciones que se manejan actualmente

IÑIGO MORONDO IRUN.

Los portavoces de Sí se Puede Irun, EAJ-PNV y EH Bildu, David Soto, Xabier Iridoy y Jokin Melida, se acercaron ayer al final de la calle Elatzeta en Lapice para presentar in situ su nueva propuesta de ubicación para las instalaciones deportivas (pistas de atletismo y campo de rugby) que actualmente se encuentran en Plaiaundi y cuyo traslado es necesario para completar el Plan de Protección de Txingudi, tal y como se firmó en 1994.

Durante el último medio año, los grupos del Ayuntamiento han realizado, otra vez (ya hubo una experiencia similar hace 10 años), un proceso de análisis de todas las potenciales ubicaciones, incluidas las que han asomado en los últimos tiempos. Finalmente, fueron dos de esas más recientes las que quedaron como ubicaciones realizables. Sin embargo, ninguna de ellas, ni Zubieta-Irun ni Txenperenea Este parecen ahora factibles. Así al menos lo expresaron los tres ediles al hablar de su nueva propuesta: Txenperenea Oeste.

Accesibilidad y no afecciones

La mayor pega en Zubieta-Irun «es que existe un convenio con otras instituciones para que ese suelo se destine a parque tecnológico», apuntó Soto. En Txenperenea Este, la afección sobre derechos edificatorios es muy grande y existe, reconoció ayer Iridoy, «un informe jurídico que la descarta». En cualquier caso, ambas opciones «iban muy lejos en plazos», aseguró Melida.

El portavoz de Bildu afirmó que Txenperenea oeste «es la opción más rápida porque permite realizar en paralelo varios trámites». Sólo requiere gestiones municipales, es decir, que al contrario que las otras, no depende de la actuación de terceras instituciones. «Y es la más barata», completó el portavoz abertzale, «porque permite un ahorro en la obtención del suelo mediante cesión gratuita en el proyecto de reparcelación». Destacó sobre todo «la accesibilidad peatonal, porque está a un paso del centro». A futuro, la Ronda Sur redondeará los accesos a la zona, «lo que facilitaría la llegada de deportistas que acudan desde fuera de la ciudad», apuntó Iridoy.

El edil jeltzale explicó que actualmente «la ordenación pormenorizada prevé un aprovechamiento residencial, que no se vería afectado porque lo trasladaríamos a Txenperenea Este; un colegio, que apenas se toca y podría utilizar estas mismas intalaciones; zonas verdes, que continuaría habiendo, y una instalación deportiva local».

No hay plazo límite

Modificar el Plan General llevará al menos un año y aún faltarán otros trámites y una obra que requerirá de 12 a 18 meses. «No llegamos al plazo de 2019», admitía Iridoy, aunque bien es cierto que el Gobierno Vasco confirmó recientemente por escrito que no existe un plazo límite a partir del cual vaya a haber sanciones europeas. En cualquier caso, «es la incapacidad del Gobierno socialista durante 25 años y la de su alcalde, José Antonio Santano, lo que nos ha traido aquí», achacó Soto. «Han demostrado inacción y falta de voluntad política. Aún hoy está bloquedado y paralizado con este asunto y, ante su falta de resolución, hemos tenido que proponer la solución tres formaciones políticas de distinta ideología, porque algo así sólo se soluciona desde el diálogo y el acuerdo». No con el Gobierno, de momento, «porque está obcecado con Zubieta y no gira la cabeza a ninguna otra opción». Esperan, eso sí, que «dé cauce a esta propuesta», respaldada «por una mayoría del Pleno».

Temas

Irun

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos