El Bidasoa-Irun quiere la revancha con el rival que más daño le ha hecho

Mouriño vuelve hoy Artaleku con el Zamora, al que se le ganó en la final por el ascenso. /  F. DE LA HERA
Mouriño vuelve hoy Artaleku con el Zamora, al que se le ganó en la final por el ascenso. / F. DE LA HERA

Si el equipo consigue la victoria y el Puerto Sagunto no gana en Logroño, la permanencia será matemáticaLos irundarras reciben al Zamora a partir de las siete en Artaleku

BORJA OLAZABAL IRUN.

Este torbellino de sensaciones que está siendo la temporada para el Bidasoa-Irun, ha mezclado momentos de inmensa satisfacción, como el partido del martes contra el Barça o las victorias ante equipos como el Guadalajara y el Ciudad Encantada, con inmensas decepciones. Una de las más grandes, la de hace cuatro jornadas en Cangas, pero la más dura, la que más daño hizo, probablemente por ser el primer golpe fuerte del curso, fue la derrota en la primera vuelta en Zamora.

Los irundarras visitaron a los zamoranos tras haber cosechado tres derrotas consecutivas contra el Ciudad Encantada, el Granollers y el Barça. El momento parecía propicio porque los de Irun, al margen de los resultados en estos complicados compromisos, venían de hacer buenos partidos. Además, enfrente estaba un recién ascendido que ocupaba el puesto de colista. Un equipo que solo había conseguido tres puntos en diez jornadas.

Pero lo que pasó fue bien diferente a lo que los bidasotarras pronosticaron. No solo perdieron, fueron borrados de la pista por un Zamora que les superó en todas las facetas del juego.

Aquel encuentro aun escuece y el Bidasoa-Irun busca revancha con el rival que más daño le ha hecho. Quiere demostrar que es más equipo, que aquéllo fue un descuido y que es algo que no puede volver a pasar. Los bidasotarras tienen que salir a la cancha con el cuchillo entre los dientes y sumar dos puntos que puede resultar vitales.

Y es que si los irundarras consiguen el triunfo contra el conjunto zamorano y el Puerto Sagunto no gana en su visita al Logroño, la permanencia estará asegurada con cuatro jornadas por disputarse. Como premio menor, no está mal.

Vistazo a la portería

Para el encuentro de esta tarde, Jacobo Cuétara podría contar con todos sus hombres. Jon Vázquez, que era el único lesionado, ha estado probando en las últimas sesiones de trabajo y podría vestirse de corto.

Y una jornada más, uno de los tres porteros de la plantilla se quedará fuera de la lista. Al entrenador no le gustó la fórmula de convocar a los tres y en las últimas semanas ha dejado a uno fuera. Durante tres jornadas fue Asier Zubiria el que tuvo que ver los partidos desde la grada, aunque esta situación cambió en Barcelona.

El capitán jugó el encuentro completo en el Palau, Rangel Luan lo vio desde el banquillo y Ledo se quedó en Irun. Veremos lo que pasa hoy.

Encuentro emotivo

El duelo de hoy tendrá su toque emotivo, ya que se reedita la final del play-off que dio el ascenso al Bidasoa a la Liga Asobal el 5 de junio del 2016. Aquel día los de amarillo se impusieron 25-21 al Zamora, que tuvo que esperar un año más para subir. Con los zamoranos juegan dos exbidasotarras como Ander Iriarte y Gastón Mouriño. El argentino fue miembro del Bidasoa que logró el ascenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos