El Bidasoa-Irun se queda en el furgón de cola tras caer en Zamora

Cuétara charla con sus jugadores antes de una sesión en Artaleku. /  F. DE LA HERA
Cuétara charla con sus jugadores antes de una sesión en Artaleku. / F. DE LA HERA

Cuétara se muestra preocupado porque «somos impredecibles y no sé el nivel que vamos a dar en cada partido»Los irundarras acumulan cuatro derrotas consecutivas

BORJA OLAZABAL IRUN.

Nadie podía esperar lo que le pasó al Bidasoa-Irun el sábado en su visita al colista de la Liga Asobal, el Zamora. Los irundarras, que afrontaron el encuentro después de tres derrotas consecutivas, estaban obligados a ganar para tomar algo de aire y escalar alguna posición en la tabla, pero recibieron un duro golpe. Los zamoranos se impusieron con claridad, 31-27, y los de amarillo se han quedado estancados en la parte baja de la clasificación. Algo lógico tras sumar cero puntos de los últimos ocho que se han puesto en juego.

Los bidasotarras son cuartos por la cola con seis puntos y solo tienen por detrás al Puerto Sagunto, al Zamora y al Cangas. Los tres tienen cinco. Es decir, la renta de los de Irun con el descenso y con el colista es de un solo punto. La situación empieza a ser preocupante, sobre todo, si se mira lo que depara el calendario para las dos próximas jornadas.

El Bidasoa recibirá el sábado en Artaleku a partir de las siete al tercer clasificado, el Guadalajara, y el miércoles que viene se desplazará a Pamplona para jugar contra el segundo, Anaitasuna. Los irundarras cerrarán la primera vuelta jugando contra el Teucro en Artaleku, el sábado día 9, y a domicilio en Puerto Sagunto el miércoles 13.

El que mejor sabe cómo está el equipo es su entrenador, Jacobo Cuétara, que no esconde que «estamos dolidos por el partido que hicimos y por la situación de puntos que tenemos. Tendríamos que estar mejor en la clasificación y nuestro juego también debería haber alcanzado un nivel mayor».

Al técnico le preocupa que «somos impredecibles y no sabemos el nivel que vamos a dar en cada partido. Hay semanas en las que entrenamos muy bien y luego no somos capaces de competir a ese nivel y otras horribles en las que nos salen las cosas en los partidos. No tiene ninguna lógica».

Lo que sí tiene claro el técnico es la fórmula para darle la vuelta a esta situación. «Yo creo en lo que estamos haciendo y con el nivel que tiene la plantilla no tengo ninguna duda de que las cosas van a acabar saliendo. Lo que tenemos que hacer ahora es intentar sacar los máximos puntos posibles en estos cuatro partidos que quedan a pesar de estar en una dinámica negativa».

Otra cruz en Zamora

El del sábado en Zamora fue otro de esos días en el que las cosas no le salen al Bidasoa, aunque Cuétara asegura que el último entrenamiento fue de mucho nivel.

Cuétara explica que «fuimos inconsistentes durante todo el partido. En la primera parte nos valió para estar igualados, pero en la segunda seguimos sin alcanzar nuestro nivel y ellos se fueron distanciando. Nos fuimos poniendo cada vez más nerviosos y no tuvimos acierto».

Preguntado por si la ansiedad por ganar pudo ser un problema, añade que «no ganar partidos pesa y la obligación de ganar también, pero no podemos ponernos excusas. Antes eran las lesiones, ahora la ansiedad... La Liga Asobal es primer nivel y tenemos que saber competir con todos los condicionantes».

No se puede hablar de finales, pero sí de partidos muy importantes. El sábado Artaleku tiene que estar a reventar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos