El Bidasoa-Irun ha perdido cinco partidos por un gol esta campaña

El Bidasoa no pudo superar al Atlético Valladolid en Artaleku. /  F. PORTU
El Bidasoa no pudo superar al Atlético Valladolid en Artaleku. / F. PORTU

Los irundarras acumulan cuatro jornadas sin ganar, se quedan undécimos y se alejan de un noveno puesto que estaba al alcance de la mano La última de las derrotas llegó con el 33-34 contra el Atlético Valladolid

BORJA OLAZABAL IRUN.

Cuando mejor parecía estar el Bidasoa-Irun. En su mejor momento de la temporada, acumulando buenos resultados y metiendo cada vez más tierra de por medio con la zona peligrosa de la clasificación, ha llegado otro bache. El tercero de esta campaña. Los irundarras empezaron el curso con tres derrotas seguidas, perdieron cuatro encuentros seguidos entre las jornadas ocho y once y ahora llevan otras cuatro jornadas sin ganar.

Caer en León entraba dentro de lo normal. Perder en Artaleku contra el Benidorm fue un error de los que pueden pasar. El empate en Logroño permitió pensar que el equipo seguía en una buena línea. Pero lo que sucedió el sábado contra el Atlético Valladolid echa por tierra todas las buenas sensaciones que había mostrado el equipo en los dos meses anteriores de competición.

El Bidasoa-Irun ganaba por dos goles a falta de un minuto y medio para que terminara el partido. Ganaba por uno a falta de un minuto y tenía la posesión. El choque estaba empatado a falta de dieciocho segundos y el balón era de los irundarras. Pero la victoria, incomprensiblemente, acabó siendo pucelana.

Esta mala gestión de los últimos momentos del partido contra los vallisoletanos hay que sumarla a otros partidos en los que sucedió lo mismo. Y es que con el del sábado, son cinco los choques que se han decidido por un gol y que el Bidasoa ha perdido.

Para muestra, un botón

Los hombres de Jacobo Cuétara perdieron su primer encuentro por un tanto en la jornada seis contra el Atlético Valladolid. Los de amarillo llegaron a ir ganando por seis goles en la segunda parte, pero cayeron (29-28). Tres semanas después también perdieron por uno en Granollers. Con el partido empatado, 29-29, tuvieron dos opciones de marcar que desaprovecharon. El último ataque del Bidasoa llegó con menos de un minuto por disputarse. Solo había dos opciones, ganar o empatar. Los de Irun perdieron la pelota y se volvieron de vacío (30-29).

Algo diferentes fueron las dos siguientes derrotas por un tanto. Contra Anaitasuna en Pamplona, a pesar de mandar durante muchos minutos, el Bidasoa llegó por detrás al momento caliente del partido. Los de Irun se colocaron a un gol y tuvieron la última posesión, pero no acertaron (24-23).

Hace dos semanas, con el Benidorm como rival en Irun, los bidasotarras fueron casi siempre por detrás y no pudieron culminar la remontada (34-35). Y el choque contra los de Valladolid del sábado pasado cierra, de momento, este amargo círculo.

A estos cinco partidos perdidos se podrían sumar otros que los de amarillo no han conseguido ganar con el marcador parejo hasta el final. Hablamos de los empates en Huesca y en Logroño. Dos buenos resultados, ya que sumar en esas canchas no es nada fácil, pero, al fin y al cabo, otros dos partidos igualados en los que el Bidasoa no consiguió imponerse.

En las nueve jornadas que restan para el final, Cuétara tendrá que incidir en este aspecto si quiere que el equipo mejore los números del año pasado.

Dieciséis puntos

El Bidasoa-Irun, tras la derrota del sábado, se ha quedado en undécima posición con dieciséis puntos. Los irundarras siguen teniendo seis de renta sobre el descenso, pero se han alejado de la novena posición, que está en manos del Benidorm. Los alicantinos estaban al alcance de la mano cuando visitaron Artaleku, pero ahora tienen cinco puntos más.

El próximo encuentro de los bidasotarras será ante el colista Cangas en tierras gallegas. Solo vale la victoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos