El Bidasoa vuelve al trabajo con Jon Azkue pero sin Rodrigo Salinas

Jon Azkue vuelve al trabajo con el resto del grupo tras superar su lesión. /  F. DE LA HERA
Jon Azkue vuelve al trabajo con el resto del grupo tras superar su lesión. / F. DE LA HERA

Durante este mes de parón los bidasotarras disputarán tres partidos amistosos ante Huesca, Billere y LogroñoLos de Irun retomarán la Liga Asobal el 2 de febrero en Huesca

BORJA OLAZABAL IRUN.

El lunes fue el día de la vuelta al trabajo de los jugadores del Bidasoa-Irun. Sesión de pesas por la mañana y pista por la tarde. El nuevo año ha llegado con buenas noticias, como el retorno de Jon Azkue, que ya participa sin problemas con el resto de sus compañeros, y otras no tan buenas como la ausencia de Rodrigo Salinas, que aun se encuentra en Chile solucionando papeles para volver a Irun.

Este mes de enero estará cargado de entrenamientos para los bidasotarras, que también afrontarán tres partidos amistosos. El primero el miércoles día 17 en tierras oscenses ante el Huesca, el segundo el sábado 20 en Hondarribia contra el Billère y el tercero el sábado 27 en Elgoibar contra el Logroño. Los de Irun retomarán la Liga Asobal el 2 de febrero en Huesca.

Estos días de vacaciones suelen ser problemáticos en cuanto a la facilidad con la que los deportistas pueden ganar algunos kilos, pero Jacobo Cuétara está contento con cómo han vuelto los suyos y cuenta que «todos se han cuidado. Se fueron con un plan de trabajo que han cumplido y eso nos va a permitir entrenar bien desde el primer día. Ya les hemos hecho un control de grasa y ninguno se trae una mochila que le impida trabajar a un buen ritmo».

Preguntado por el plan para este mes sin liga, el entrenador explica que «estamos en un periodo de volver a coger gasolina y de intentar llegar en un buen momento a la competición. El inicio de la segunda vuelta va a definir hacia dónde podemos ir y tenemos que estar bien preparados. Es un mes en el que tenemos que ver en qué podemos mejorar y hacerlo, ya que los equipos tienen más problemas para crecer en las segundas vueltas. El equipo que consigue mejorar, es el que tiene más ganado».

Así mismo, Cuétara añade que «la plantilla está en una estado de confianza de cara al futuro tras lo ocurrido en el final de la primera vuelta. Conseguimos buenos resultados y los jugadores tienen ganas de que vuelva la competición. Tenemos que centrarnos en que el Bidasoa que veamos en febrero sea mejor que el del mes de diciembre».

Muiña, con el equipo

Al margen de lo deportivo, el club tiene que solucionar la situación de Iago Muiña. El jugador comunicó a la dirección deportiva que se quería marchar por motivos personales cuando término la primera vuelta, pero la rescisión de su contrato no se ha firmado porque las partes no han acabado de llegar a un acuerdo. Así las cosas, el gallego fue citado para la vuelta a los entrenamientos y se presentó en Artaleku.

Jacobo Cuétara no esconde que «espero que lo de Muiña se solucione lo antes posible por el bien de Iago y por el bien del club. Que siga con nosotros es lo normal, eso no nos afecta. El problema es que vamos a sufrir una baja importante para la segunda vuelta y tendremos un hombre menos».

Y es que todo hace indicar que la baja de Muiña no la cubrirá otro jugador. «Ha sido todo muy repentino y no es fácil encontrar un lateral izquierdo a estas alturas. Y menos uno que, teniendo a Salinas de primero, supere a Kauldi y a nuestros jugadores diestros. Veo muy complicado que podamos fichar a alguien, aunque nosotros siempre estamos atentos a lo que pasa en el mercado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos