El Bidasoa renueva a Crowley y sigue tratando de cerrar a dos laterales

Crowley lanza a portería en el partido de esta temporada en Artaleku contra el Atlético Valladolid./F. PORTU
Crowley lanza a portería en el partido de esta temporada en Artaleku contra el Atlético Valladolid. / F. PORTU

El club también tendría muy encaminada la contratación de Mikel Zabala, internacional júnior del Somos Eibar La prioridad es fichar un lateral izquierdo que ataque y defienda y hombres como Beltza, Cavero y Vázquez están cerca de firmar su continuidad

Borja Olazabal
BORJA OLAZABALIRUN.

La secretaría técnica del Club Deportivo Bidasoa sigue trabajando a destajo para cerrar la plantilla de la próxima temporada. Seguirán muchos de los que acabaron el último curso, pero las cinco bajas anunciadas al término de la campaña, sumadas a la de Iago Muiña, han obligado a la directiva a moverse mucho en el mercado.

Algunas de las demarcaciones que se quedaban cojas ya han sido completadas, pero el Bidasoa sigue necesitando alguna incorporación más para cerrar su primera plantilla.

Portería
Xoan Ledo y Rangel Luan.
Extremo izquierdo
Adrián Crowley e Iñigo Aldaba.
Lateral izquierdo
Leo Renaud.
Central
Jon Azkue y Sergio de la Salud.
Lateral derecho
Rodrigo Salinas.
Extremo derecho
Kauldi Odriozola.
Pivote
Iker Serrano y Esteban Salinas.
Por renovar
Markel Beltza, Jon Vázquez e Iñaki Cavero.
Por fichar
Un lateral izquierdo que ataque y defienda (prioridad) y un lateral derecho.

En lo deportivo, la baja menos traumática ha sido la de Asier Zubiria, ya que su recambió llegó en el mercado invernal con el fichaje de Rangel Luan. Y algo similar se podría decir de la marcha de Mikel Redondo, ya que la vuelta de Paco Barthe se confirmó en el mes de marzo. El club también ha cerrado con rapidez el puesto de central, con la contratación de Sergio de la Salud para suplir a Borja Lancina, y el de pivote, hace varios días se anunció el fichaje de Esteban Salinas para contrarrestar la partida de Ivan Popovic.

Las cuentas salen rápido. Se conoce el nombre de cuatro jugadores nuevos de cara a la próxima temporada, pero como son seis los que no seguirán, todavía falta por firmar a dos hombres más.

El fichaje estrella

Ir dando pasos adelante en la clasificación, intentar tener más puntos que temporadas anteriores, luchar por los ocho primeros puestos, soñar con Europa... son objetivos que se ha ido marcando la directiva del Bidasoa en los últimos tiempos. Nada es exacto en el mundo del deporte, pero casi todo pasa por tener mejores plantillas.

La retirada de Eduard Nonó, jugador al que el club quería renovar, deja al equipo sin uno de sus mejores goleadores de las dos últimas temporadas. Es por ello que desde la secretaría técnica priorizan el fichaje de un lateral izquierdo de absolutas garantías. Quieren que el hombre que llegue para cubrir este puesto, en el que ahora solo está Leo Renaud, se convierta en el fichaje estrella del verano.

Cierto es que Paco Barthe podría jugar en esa zona de la primera línea, pero la vuelta del canterano está más pensada para reforzar la defensa. Podrá jugar en ataque, pero no será referencia ofensiva.

Es por ello que el perfil del lateral izquierdo que están buscando en el club es de gama alta. Quieren un jugador que ataque y, es imprescindible, que pueda defender en el centro del 6:0. El Bidasoa ya podía tener un hombre para este puesto porque los ofrecimientos no dejan de llegar, pero no se ha querido firmar a cualquiera. La apuesta del mercado pasa por este jugador. Un jugador del que se podría conocer el nombre esta misma semana.

Y una vez fichado el lateral izquierdo, llegaría el momento de contratar a otro lateral derecho. Se considera que este puesto está bien cubierto en ataque con Salinas y Kauldi y se podría buscar un jugador de un perfil diferente.

Acuerdo en el extremo

En el capítulo de renovaciones, el Bidasoa ya ha llegado a un acuerdo con Adrián Crowley, que seguirá en Irun. Los otros jugadores con los que también se está negociando la continuidad son Markel Beltza, Iñaki Cavero y Jon Vázquez. Con los tres las posturas están muy cercanas y sus renovaciones están a punto de cerrarse. También seguirá de amarillo Iñigo Aldaba.

Además, el Bidasoa sigue tratando de hacerse con los mejores jugadores guipuzcoanos o vascos y estaría muy cerca de fichar a Mikel Zabala. El jugador, de veinte años, es el central del Somos Eibar, aunque el Bidasoa lo quiere como extremo, posición en la que es internacional juvenil y júnior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos