Bidasoa activa define los ejes del plan estratégico para la comarca

María Serrano y Miguel Ángel  Páez presentaron el Plan Estratégico de Bidasoa activa. /  F. PORTU
María Serrano y Miguel Ángel Páez presentaron el Plan Estratégico de Bidasoa activa. / F. PORTU

La agencia de desarrollo fija las actuaciones prioritarias para el avance económico de Irun y Hondarribia durante los próximos años

M.J. ATIENZA IRUN.

Los Ayuntamientos de Irun y Hondarribia, a través de Bidasoa activa, han elaborado un plan estratégico que servirá como guía para establecer la actuación comarcal en el ámbito del desarrollo económico y para fijar las áreas de intervención prioritarias durante los próximos años. El presidente de la agencia de desarrollo, Miguel Ángel Páez y la consejera María Serrano presentaron ayer este plan de actuación en el palacio Ducourau, sede a la que Bidasoa activa se trasladó hace apenas un mes, coincidiendo con el 25 aniversario del nacimiento de la agencia.

El plan estratégico parte «de un diagnóstico realizado a través de grupos de reflexión y entrevistas con representantes públicos y privados, conocedores del tejido empresarial, de los sectores de actividad de la comarca y de las necesidades en materia de empleo y formación», señaló Páez. Uno de los grupos de reflexión ha estado formado por personal técnico de la propia agencia».

El trabajo en común ha servido para conocer las capacidades de la población bidasoarra para generar valor económico, el estado del mercado laboral, la realidad actual del tejido empresarial, los distintos sectores de actividad y el potencial de las infraestructuras y equipamientos existentes en la comarca.

«Se trata de ayudar a lograr una economía emprendedora e innovadora, en una comarca más fuerte e influyente; una comarca que debe aprovechar su carácter transfronterizo a la hora de liderar proyectos y acoger actividades y servicios», añadió el presidente de Bidasoa activa.

El plan estratégico fija cuatro líneas de acción principales. La primera es «la mejora de la competitividad del tejido económico existente», prosiguió Páez. El objetivo es conseguir no sólo «la modernización y potenciación de la capacidad innovadora» de las pymes, sino también «generar unas redes de colaboración a las que las empresas más pequeñas no podrían acceder por sí mismas» y ofrecer una cobertura a sus necesidades formativas, con el fin de evitar desajustes entre la oferta y la demanda de personal».

El segundo eje marcado por el plan estratégico es la atracción y generación de nueva actividad económica. Para ello, «habrá que realizar una gestión activa de la información sobre el suelo y locales disponibles para el desarrollo actividad económica», añadió Páez. «Debemos actualizar los espacios, reinventar lo que ya tenemos». A esta propuesta, hay que añadir «el desarrollo del emprendimiento, sensibilizando especialmente a la juventud en valores y motivaciones para emprender y ofreciendo una orientación más global, internacional y transfronteriza, que es algo singular de esta comarca». En este sentido, Páez hizo hincapié en el conocimiento de idiomas, «especialmente de francés, porque ahí tenemos un handicap enorme. Estamos en la fase de corregir este déficit».

Mejorar el posicionamiento externo de la comarca es otra de las líneas estratégicas señaladas en el plan de actuación. «Ahí tenemos mucho recorrido por hacer», continuó el presidente de Bidasoa activa. Para ello, es necesario impulsar el papel de la comarca como espacio transfronterizo, ganar notoriedad como territorio referente en el ámbito de la formación y visibilizar y promocionar las ciudades de Irun y Hondarribia, «posicionarlas como espacio atractivo para visitar y donde invertir y ahondar en sus potencialidades como destino turístico».

Apoyar la empleabilidad de las personas excluidas del mercado laboral es otra de las líneas estratégicas. Para ello, es necesario reforzar la capacitación y el acompañamiento en la búsqueda de empleo.

Comarca de oportunidades

A pesar de la dificultad para reducir el paro, tanto Irun como Hondarribia siguen creciendo en número de personas empadronadas y en población activa. «Nos cuesta bajar el desempleo, pero ésta es una comarca de oportunidades. Los datos de empadronamiento y de población activa son positivos y nos hacen afrontar el futuro con optimismo», señaló Miguel Ángel Páez.

María Serrano incidió en el esfuerzo de Bidasoa activa por actualizar sus líneas de acción, mantenerse «como siempre, cercana al tejido socioeconómico de la comarca y adaptarse a una realidad cambiante. El nuevo plan estratégico nos da las pistas para hacer un mayor esfuerzo y apoyar más proyectos para que los resultados sean mejores».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos