El Ayuntamiento liquida 2017 con un remanente de seis millones de euros

Solvencia financiera. Páez y Santano dieron cuenta de la situación económica del Ayuntamiento.
/DE LA HERA
Solvencia financiera. Páez y Santano dieron cuenta de la situación económica del Ayuntamiento. / DE LA HERA

El Gobierno local anunció ayer que «la buena salud» de las cuentas del Consistorio permite plantear la congelación de tasas e impuestos para el próximo año

IÑIGO MORONDO IRUN.

El 30 de marzo se cerraron oficialmente las cuentas del ejercicio de 2017 del Ayuntamiento. Se dará cuenta del resultado en el próximo pleno del mes de abril, pero tras haber informado a los grupos municipales en la Junta de Portavoces, el alcalde, José Antonio Santano, quiso darlo a conocer públicamente ayer.

El remanente resultante es positivo, con un acumulado favorable de seis millones de euros que se esperan incorporar al presupuesto de este año durante los próximos meses. «1,2 millones de ese dinero ya están comprometidos», recordó el delegado de Hacienda, Miguel Ángel Páez, que acompañó al alcalde. «Se destinarán a hacer frente a los pagos pendientes con aquellos empleados municipales beneficiados por las valoraciones de sus puestos de trabajo». Esa primera modificación se llevará también al próximo pleno. «Para el resto del disponible estamos cerrando una propuesta que presentaremos a los grupos », anunció Páez, que recordó que, derivados del pleno de presupuestos, hay algunos compromisos con la oposición que deben afrontarse con este remanente.

euros es el remanente tras el ejercicio de 2017, que arrancó con un presupuesto de 72 millones y, tras sucesivas modificaciones, terminó por encima de los 94
El supéravit se sostiene en una realización prácticamente al 100% de los ingresos y las diferencias entre el presupuesto de licitación y la adjudicación final de obras y contratos.
Es la deuda viva real del Ayuntamiento, que no pide un crédito desde 2007
Supone el 28% de sus ingresos ordinarios, cuando la ley le permitiría endeudarse casi el triple, hasta un 75% de esa cuantía.

Congelación de impuestos

Santano calificó de «buena noticia» que el Consistorio disponga de esos seis millones de remanente. «Creo que es muestra de que las cosas se hacen con cabeza y con prudencia y al mismo tiempo supone que hay recursos para afrontar las nuevas necesidades y retos que la ciudad pueda tener por delante». Enfatizó el primer edil que la clave para que se haya dado ese resultado está «en el cumplimiento de prácticamente el 100% de los ingresos presupuestados. Un dato importantísimo, porque es la parte más débil en una previsión y es muy difícil cumplir como se ha hecho».

El delegado de Hacienda aportó dos claves al respecto. Por un lado, la aportación del Fondo Foral de Financiación Municipal, que supone el 55% del entrante dinerario del Ayuntamiento, se ha cumplido. Por otro, Irun registra un índice de morosidad en lo que se refiere a los impuestos propios por debajo del 3%, «que no es lo habitual en otros municipios, según nos ha hecho saber la Hacienda Foral».

Señaló Santano que, «en la línea de los últimos años, el Ayuntamiento de Irun tiene las cuentas saneadas» y, para que eso repercuta en una población que se muestra, además, ejemplar en la asunción de sus obligaciones contributivas, anunció que el Gobierno pretende congelar tasas e impuestos en el próximo año, tanto las tasas de 'curso escolar' (Conservatorio de Música, Euskaltegi, Academia de Dibujo y Pintura y Taller de Cerámica) que irán a pleno antes del verano, como las de año natural (OTA, bodas, polideportivos, ocupación de vía pública...) e impuestos (IBI, viñeta, plusvalía y construcción), que suelen votarse en el otoño.

«Ahorro sin perjuicio salarial»

Otra razón para alcanzar esos seis millones de superávit estuvo en las diferencias entre lo presupuestado y los precios finales de adjudicación, «especialmente en obras, pero, en general, en contrataciones de todo tipo». A este respecto quiso aclarar Santano que esa mejoría en el precio «se hace sin perjuicio económico en los salarios porque los pliegos incluyen que se cumpla, siempre que exista, el convenio económico del sector en Gipuzkoa, tanto en construcción como en otras cuestiones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos