El Ayuntamiento encarga el proyecto de la rotonda de la subida a Blaia

Cruce de las calles Alzukaitz, Artiga y paseo de Blaia./F. DE LA HERA
Cruce de las calles Alzukaitz, Artiga y paseo de Blaia. / F. DE LA HERA

La actuación es uno de los compromisos adoptados en el proceso de los presupuestos participativos de 2017

M. A. I.IRUN.

El Ayuntamiento ha adjudicado la redacción del proyecto de la rotonda sobre la regata de Artía. Según informa el área de Movilidad Obras y Vía Pública, la zona afectada es la que comprende el puente entre la calle Alzukaitz y Artiga Ibilbidea, en su encuentro con la subida al cementerio de Blaia.

«Esta actuación es fruto de los compromisos adoptados dentro de los presupuestos participativos del año 2017», explicaba la delegada del área, Cristina Laborda. «Estamos en la fase inicial, que nos permitirá contar con un proyecto redactado en pocos meses. Esto nos servirá, de entrada, para conocer mejor las alternativas o necesidades que tiene el tráfico en esta zona, como así nos lo han hecho ver los vecinos en diferentes reuniones que hemos tenido con ellos en el barrio».

Las tareas de redacción del proyecto correrán a cargo de la empresa Injelan, con un presupuesto de 37.358,75 euros y un plazo de cuatro meses. Hay que recordar que la cantidad contemplada en los presupuestos para esta actuación, sólo alcanza la redacción del proyecto.

En relación con el barrio de Artia, también se ha adjudicado la redacción del proyecto de estabilización de la rampa que conecta las calles Darío de Regoyos y Juan Thalamas Labandibar, a la altura de la intersección con José María Franco. Con esta actuación, se busca mejorar la estabilidad del muro que contiene este acceso peatonal, tras detectarse con el paso del tiempo y la realización de unos primeros estudios, unas deformaciones en su estructura. A comienzos de año, ya se eliminó en este punto el voladizo de 6m2 con vistas a que su retirada ayude a aligerar la rampa. Este saliente de hormigón armado podría estar provocando un peso desfavorable sobre el muro y contribuir a la aparición de fisuras en la pared.

Las tareas de redacción del proyecto, así como la dirección de obra se han encargado a la empresa Girder Ingenieros con un presupuesto de 45.600 euros y un plazo de seis semanas.

Por otra parte, y dentro de las actuaciones puntuales que programa el Ayuntamiento para mantener en buen estado las instalaciones deportivas, este último trimestre del año se realizarán dos proyectos que mejorarán las prestaciones del Stadium Gal y del Campo de Tiro de San Marcial.

Obras en Gal y el campo de tiro

En los últimos días, han finalizado los trabajos para reformar las dos torres de iluminación de Gal. Se ha renovado la instalación eléctrica y se han sustituido 17 lámparas y sus equipos con un presupuesto total de 29.337,27 euros.

La segunda actuación tendrá como escenario el Campo de Tiro de San Marcial, con la insonorización de las canchas 1 y 3. Con estos trabajos, se completará la mejora de este espacio, iniciada a comienzos de año con la instalación de reductores de ruido en su cancha principal. La inversión entonces fue de 14.254 euros y ahora se han destinado otros 26.654 euros. Con este proyecto se busca, además de modernizar la instalación, mitigar las consecuencias del ruido que era objeto de quejas por parte de vecinos del entorno.

En el capítulo de instalaciones deportivas, y en paralelo a otras actuaciones puntuales como la renovación de la cubierta de Artaleku, está previsto que este mes de noviembre se empiecen a dar los primeros pasos de la obra del frontón Uranzu, proyecto que además de contribuir a la mejora de la práctica del deporte en la ciudad, completará la reurbanización de la zona empezada con la nueva plaza Urdanibia y la calle San Marcial en su conexión con el parque de la Sargía.

Fotos

Vídeos