Las ayudas gestionadas por Bienestar social llegaron a 1.238 familias en 2017

Sergio Corchón y Mila Holgado presentaron el balance de las ayudas concedidas durante el año pasado. /
Sergio Corchón y Mila Holgado presentaron el balance de las ayudas concedidas durante el año pasado.

El año pasado se destinó más de un millón de euros a las AES, las Ayudas Especiales y otras prestaciones del departamento municipal

JOANA OCHOTECO IRUN.

Las AES (Ayudas de Emergencia Social), las Ayudas Especiales y otras prestaciones económicas que gestiona el área de Bienestar social del Ayuntamiento cubrieron el año pasado las necesidades de 1.238 familias de Irun. El delegado de Bienestar social, Sergio Corchón, concretó que el montante total concedido mediante AES y Ayudas Especiales ascendió a 1.047.847,56 euros.

Las cuantía correspondiente a las AES es financiada por el Gobierno Vasco aunque la gestionan los ayuntamientos. En Irun, el año pasado, a través de esta prestación se atendió a 531 unidades familiares. El Gobierno Vasco había destinado a Irun en 2017 un total de 638.354,13 euros; si bien en julio esta cantidad ya estaba íntegramente comprometida y el Ayuntamiento debió destinar 245.620,86 euros más para cubrir las solicitudes que fueron llegando posteriormente. En total, se concedieron 857 ayudas de este tipo.

Sergio Corchón destacó que 197 de los casos atendidos se referían a personas mayores de 60 años: «estas ayudas les permiten completar su pensión u otras prestaciones para que puedan cubrir sus necesidades básicas». No obstante, el delegado reconocía que «muchas personas mayores desconocen que exiten estas ayudas». El área de Bienestar social está realizando actualmente reuniones informativas sobre los servicios que ofrece el departamento en aras de paliar el desconocimiento que puede existir al respecto entre la ciudadanía.

Por otra parte están las Ayudas Especiales, un tipo de prestaciones «de naturaleza excepcional» destinadas a cubrir «necesidades que no pueden ser atendidas por las AES o la RGI» y que son financiadas por el propio Ayuntamiento de Irun. En 2017 se concedieron a través de estas prestaciones un total de 163.872,57 euros, que alcanzaron a 186 unidades familiares.

Esas dos prestaciones son «las más importantes» que gestiona el departamento. Sergio Corchón concretó que tres trabajadoras sociales «y una persona más en administración» realizaron las gestiones necesarias para conceder estas ayudas. «No sólo se trata de atender la demanda económica, sino de poder ayudar en otros aspectos y de tener un trato más personalizado. Es otro de los objetivos del área de Bienestar social», señaló Corchón.

Tareas informativas

Mila Holgado, responsable del Servicio de Atención Primaria, se refirió también a esas otras tareas que se deben desarrollar en Bienestar social «para responder a las necesidades» existentes, además de la gestión de las prestaciones económicas. «Muchas personas tienen dudas sobre si podrían optar a algún tipo de ayuda», por lo que dos trabajadoras del departamento «se dedican a ofrecer información» al respecto a quienes se acercan a las oficinas de Bienestar social.

Tanto Sergio Corchón como Mila Holgado se detuvieron en las intervenciones realizadas desde el departamento en lo referente a la problemática relacionada con la vivienda: a lo largo de 2017 se concedieron 317 Ayudas de Emergencia Social para cubrir alquileres y pagos de créditos, así como 95 Ayudas Especiales para atender necesidades de pago de alojamiento por parte de las familias. En total, las prestaciones concedidas en materia de vivienda apoyaron a 412 familias del municipio. En este mismo apartado, Mila Holgado destacó la figura de «un educador» que ayuda a las familias que ya han recibido una orden de desahucio «en las gestiones necesarias para buscar una nueva vivienda».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos