Asier Zubiria toma el mando en la defensa

La defensa estuvo a un gran nivel. /  F. DE LA HERA
La defensa estuvo a un gran nivel. / F. DE LA HERA

El portero de Usurbil y el muro defensivo han sido claves en las tres victorias del equipo

B.O. IRUN.

Las estadísticas no engañaban con las dos primeras victorias del Bidasoa-Irun y tampoco lo hacen ahora que ha llegado la tercera. Cuando los bidasotarras han encajado veinticinco o menos goles en un partido, han ganado. Si han recibido más, han perdido.

En el encuentro del sábado ante el Cangas del Morrazo los irundarras estuvieron más que notables en defensa y solo encajaron veintidós goles. Con este registro, lógicamente, volvieron a ganar. También superaron al Benidorm (24-27) y al Logroño (27-25).

Por contra, en los partidos perdidos, los de Irun han cosechado los siguientes resultados; 25-27 ante el Huesca, 34-25 ante el Puente Genil, 26-30 contra Ademar de León y 29-28 contra el Atlético Valladolid.

En el buen hacer defensivo también ha tenido influencia la portería. Asier Zubiria tuvo su oportunidad en Benidorm tras la lesión de Xoan Ledo y detuvo trece balones. También tuvo una gran actuación en el encuentro en Artaleku ante el Logroño, con once paradas, y volvió a ser determinante ante el Cangas con trece intervenciones.

Está más que demostrado. En balonmano, la ecuación defensa-portería da victorias.

Fotos

Vídeos