Artaleku y el Bidasoa despegan

El banquillo, como la grada de Artaleku, celebró con efusividad los goles del equipo. /  FOTOS: F. PORTU
El banquillo, como la grada de Artaleku, celebró con efusividad los goles del equipo. / FOTOS: F. PORTU

El equipo entrenado por Jacobo Cuétara logró su segunda victoria y escala posiciones en la tablaLos irundarras ganaron 27-25 al Balonmano Logroño

BORJA OLAZABAL IRUN.

Hacía falta. Era necesario. El Bidasoa-Irun había empezado la temporada con tres derrotas consecutivas, dos de ellas en Artaleku, y tanto el equipo como la afición necesitaban triunfos. Por razones matemáticas, había que empezar a sumar y dejar de lado el último puesto de la clasificación, y por razones anímicas, había que despejar esas dudas que habían empezado a aparecer para poder mirar la temporada con algo más de optimismo.

Y todo se ha conseguido en siete días. Los que van desde el triunfo en Benidorm del fin de semana pasado hasta el conseguido este sábado en Artaleku ante el Logroño. En ese tiempo el Bidasoa-Irun ha pasado de tener cero victorias a tener dos, de tener cero puntos a tener cuatro, de ver a todos los equipos de la Liga Asobal por delante a tener a cinco por detrás.

Los ánimos han cambiado por completo y tras el triunfo contra los riojanos había una frase que se repetía y que se sigue repitiendo. «Ahora vamos a empezar a despegar». El sábado el Bidasoa-Irun se colocó en rampa, el público vibró. Todos empezaron a levantarse del suelo. El equipo quiere volar.

Estos deseos de crecimiento son lógicos después de lo vivido en Artaleku el sábado por la tarde. El pabellón registró una gran entrada (1.850 espectadores según el acta) para presenciar el partido entre los de amarillo y el Logroño. Un partido en el que los aficionados se lo pasaron en grande viendo a su equipo ganar 27-25.

La del sábado fue la segunda victoria de la temporada para los hombres de Jacobo Cuétara, pero la primera conseguida en Artaleku.

Solidez defensiva

No es casualidad que los triunfos del Bidasoa-Irun hayan empezado a llegar cuando el equipo ha conseguido cerrarse atrás. Y esto es cuestión de números.

En las tres primeras jornadas los bidasotarras habían recibido una media de 30,3 goles, mientras que en las dos siguientes el número de tantos encajados ha bajado hasta los 24,5. Estos seis goles de diferencia han valido para ganar los dos últimos partidos y hubieran valido para ganar los tres primeros.

Y es que en ataque las cifras de los bidasotarras se han movido en baremos mucho más similares tanto en las derrotas como en las victorias. En los tres primeros partidos el Bidasoa marcó 25,3 goles de media y en los dos siguientes 27.

Por unas cosas o por otras, el horizonte empieza a estar mucho más despejado para un Bidasoa-Irun que empezaba a ver algún nubarrón. Con cuatro puntos en su casillero, los irundarras son undécimos y tienen por detrás a Benidorm (3), Cangas (2), Puerto Sagunto (2), Logroño (2) y Zamora (1). Por delante, Huesca y Puente Genil tienen los mismos puntos que los de Irun.

Semana de tres partidos

También está mejor posicionado en la tabla el Atlético Valladolid, que tiene un punto más que el Bidasoa y que será su próximo rival. El partido ante los pucelanos se jugará este sábado en el Huerta del Rey. Para la semana que viene, están previstos otros dos partidos. El miércoles tocará jugar en Santander contra el Sinfín la Copa y el sábado 21 el Cangas visitará Artaleku en liga.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos