La armonía de la naturaleza en equilibrio

María Cueto, junto a una de sus obras./FOTOS: F. DE LA HERA
María Cueto, junto a una de sus obras. / FOTOS: F. DE LA HERA

'Constelaciones vegetales', la recién inaugurada exposición de María Cueto, no deja indiferente al público

JOANA OCHOTECOIRUN.

En los pocos días que lleva abierta, la exposición 'Constelaciones vegetales' ha sorprendido al público que ha acudido a contemplarla a la sala Menchu Gal. Sin duda se trata de una muestra especial y diferente, firmada por la artista María Cueto, que presenta una colección de veinte esculturas.

Pero al acceder a la sala, el visitante encuentra unas obras que probablemente difieran de las connotaciones que el público general vincula con el término escultura. Son piezas delicadas, móviles, aparentemente frágiles y suspendidas en un equilibrio simétrico, en una armonía caótica. Son como la propia naturaleza: precisamente, a través de estas esculturas María Cueto ha querido «entrar en el alma de la naturaleza, en la ecuación de lo que es una hierba», explica Helena Elbusto, comisaria de esta exposición.

Pétalos, semillas, hierbas o pequeñas ramas son los materiales que la artista, natural de Avilés y residente en Berastegi, ha empleado para crear estas esculturas. «Algunos los recojo durante mis paseos y posteriormente los trato; y la floristería Kaiz de Tolosa me provee de otros, ya tratados», explica María Cueto. Aparte de estos materiales vegetales, ha empleado cientos de metros de hilo de pita y la paciencia y el tesón necesarios para realizar un trabajo minucioso y preciso.

Así, cosiendo cada pequeño pétalo, hoja o hierba a la pita, en el lugar exacto, ha conseguido crear piezas geométricas en algunos casos, como en las obras de la serie 'Morada del aire'; y más ondulantes en otros, como en las partituras de 'Música callada'. Pero en todos los casos, son esculturas delicadas y precisas, que penden del techo de la sala Menchu Gal dando la sensación de que flotan en el aire. La propia María Cueto destaca una serie de obras que se han dispuesto en la sala de menor tamaño del espacio expositivo: esta zona, además, se ha pintado de negro expresamente para esta muestra. Sobre ese fondo oscuro resalta el color ocre, casi dorado, de tres piezas creadas con «una hierba que parece muy frágil, pero es muy dura», y que asciende en unas espirales que parecen casi mágicas.

Abierta todo el verano

'Constelaciones vegetales' tiene como imprescindible complemento el catálogo de la exposición, cuyos textos firma Francisco Javier San Martín, «que dice con palabras lo que yo no sé explicar», señala María Cueto. La artista subrayó también el trabajo realizado por el autor de las fotografías del catálogo, Iñigo Royo. Asimismo, quiso agradecer «a Helena Elbusto el haberme invitado a realizar esta exposición, al Ayuntamiento de Irun, al equipo de montaje, que se ha desvivido, y a Mariano Arsuaga, que me ha apoyado todos los días».

María Cueto ha protagonizado tanto exposiciones individuales como colectivas. Entre los reconocimientos que ha obtenido en su carrera artística está el primer premio del VII Concurso Goiart 2017-Ordizia de Artes Plásticas, así como la adquisición, por concurso, de una obra para el nuevo edificio del Instituto Nacional de Estadística, en Madrid.

La exposición 'Constelaciones vegetales' estará abierta hasta finales del próximo mes de septiembre. «La sala Menchu Gal no falla a su cita dentro del programa cultural de este verano», como explicó la delegada de Cultura, Juncal Eizaguirre. Con esta nueva colección, «continuamos con el discurso expositivo que comenzamos en este 2017». Eizaguirre recordó que, desde su apertura, «la sala Menchu Gal había realizado un recorrido entre los artistas del grupo Gaur», incluyendo también exposiciones protagonizadas por artistas locales. «Este año hemos querido dedicárselo exclusivamente a las artistas mujeres, para poner en valor su trabajo».

La primera cita de este nuevo programa de exposiciones fue 'Reflejos: vida y creación', una muestra conformada por obras de la artista donostiarra Rosa Valverde. Ahora, «tenemos la oportunidad de presentar esta propuesta tan especial de María Cueto. Es muy diferente a lo que hemos podido ver hasta ahora», explicó Juncal Eizaguirre, que destacó «la delicadeza» de las esculturas y la técnica empleada para realizarlas, «precisa y personal. Para la ciudad de Irun es una gran oportunidad el poder disfrutar de una exposición así». «María nos ha dejado sentir esta nueva forma de construir una definición de lo que es la escultura», añadió Helena Elbusto. «Son límites que se rompen, es otra manera de profundizar en la naturaleza», subrayó la comisaria.

'Constelaciones vegetales'
La exposición se inauguró el pasado viernes y podrá visitarse durante todo el verano, hasta finales de septiembre.
Ubicación y horarios
La muestra de María Cueto está instalada en la sala Menchu Gal, sita en el edificio del Euskaltegi de la plaza Urdanibia. El horario de visitas es de 18.00 a 21.00 de miércoles a sábados, y los domingos y festivos desde las 11.30 hasta las 13.30. La entada es gratuita.

Fotos

Vídeos