El alcalde espera pasos en Diputación para la residencia y el enlace de la A-8

En ambos casos, quedan ya muy pocos trámites antes de que el ente foral pueda encargar la ejecución de las obras

I.M. IRUN.

Santano aprovechó su comparecencia de ayer para repasar la situación en la que se encuentran los dos grandes proyectos de la Diputación Foral de Gipuzkoa en la ciudad, el complejo para mayores de Arbes (residencia, apartamentos y centro de día) y el nuevo enlace de la A-8 en Oinaurre y la primera fase de la Ronda Sur. Santano afirmó que en ambos casos «estamos en la fase final de la tramitación».

En el caso de Arbes, el Ayuntamiento «ha remitido ya el convenio que es necesario para que Diputación pueda encargar la obra. Lo tiene que aprobar el Consejo de Diputados, que parece que lo hará este mes, e inmediatamente después lo podrá hacer el Pleno de Irun». Solo quedará entonces la firma protocolaria y Diputación podrá licitar el proyecto, «que implicará tanto la construcción como la gestión del complejo».

Al nuevo enlace en la autopista le hará falta algún paso más. «Hemos remitido a la Diputación el convenio para la adquisición del suelo necesario. En cuanto ellos aprueben los proyectos del nuevo enganche y de la Ronda Sur, que tienen ya redactados, podremos pasar a hacernos con los suelos tal y como acordamos: Diputación los necesarios para el enlace y Ayuntamiento los de la Ronda Sur».

Es un procedimiento «muy trillado, porque es el que se usa cada vez que se hace una carretera», por lo que se espera que vaya rápido. «En cuanto esté, Diputación podría licitar las obras». Si las aprobaciones pendientes se dieran ahora «estaríamos en plazo de que se cumpla lo previsto y las obras empiecen el verano que viene».

Fotos

Vídeos