El alcalde cesa a Iridoy como concejal de Urbanismo alegando «falta de confianza en su gestión»

Miguel Ángel Páez, José Antonio Santano y Cristina Laborda, al término de la rueda de prensa. / F. DE LA HERA
Miguel Ángel Páez, José Antonio Santano y Cristina Laborda, al término de la rueda de prensa. / F. DE LA HERA

Afirmó que en la gestión de Korrokoitz «se ha traspasado una línea roja» que «afecta al crédito del Ayuntamiento como institución». Santano manifestó ayer su voluntad de «no romper el pacto de Gobierno con EAJ-PNV»

JOANA OCHOTECO IRUN.

El alcalde, José Antonio Santano, anunció ayer por la tarde el cese de Xabier Iridoy como concejal de Urbanismo. Lo hizo acompañado por los seis concejales de Socialistas de Irun que conforman el Gobierno municipal de coalición junto a EAJ-PNV, y aduciendo «falta de confianza en su gestión», la del edil jeltzale, como motivo para haber tomado esta decisión, «muy meditada y reflexionada junto a mi equipo». Santano le comunicó a Iridoy su cese como delegado de Urbanismo ayer, poco antes de anunciarlo ante los medios.

El alcalde explicó esta determinación repasando «los acontecimientos que se han ido sucediendo desde hace doce días», cuando «el concejal de Urbanismo hizo el anuncio de que, leo literalmente, 'Korrokoitz ya cuenta con el acuerdo para la nueva ordenación del Plan Especial». Unos días antes de ese anuncio, el 30 de diciembre, el grupo de propietarios mayoritario del ámbito de Korrokoitz había presentado una propuesta de modificación del Plan Especial que todavía no contaba con los informes técnicos que la avalasen. «Los planes urbanísticos implican muchas cosas. La de Korrokoitz, por su complejidad, es una de esas operaciones que ha estado durante mucho tiempo a la espera de soluciones», recordó Santano.

«El urbanismo es una materia en la que es especialmente importante la transparencia y, desde luego, no se pueden y no se deben cerrar acuerdos sin que exista una base legal que nos determine en qué marco nos estamos moviendo. Ningún político puede pedir a los técnicos que hagan los informes para que avalen sus decisiones, sino que la situación que se debe producir es exactamente la contraria», afirmó el alcalde. «Legalidad y transparencia son los dos pilares básicos con los que funciona el urbanismo en este ayuntamiento y en todos los que quieren cumplir la normativa. Anunciar un acuerdo en un asunto de esta complejidad sin que los técnicos hayan abierto la carpeta para hacer un informe, tanto urbanístico como de viabilidad económica, no es de recibo». Santano añadió también que «si alguien anuncia un acuerdo tiene que saberse cuál es, y debe someterse al debate de la comisión de Urbanismo y del propio grupo del Gobierno».

Situación «insostenible»

El alcalde afirmó que, tras tener conocimiento del anuncio efectuado por Xabier Iridoy hace doce días y comprobar «cuál era la situación del planeamiento de Korrokoitz», habló con el delegado, «el lunes de la semana pasada», para plantearle la necesidad de «reconsiderar, reconducir y encauzar» la situación. El alcalde aseguró que en los últimos días «he intentado, sin éxito, reconducir las cosas para llevarlas a un terreno sostenible y aceptable para todos». Pero, «viendo que no se produce una reconsideración», la situación «se está haciendo insostenible». Santano se refirió a las declaraciones realizadas este mismo lunes por Xabier Iridoy, cuando «dejó claro que tenía un acuerdo» en torno a Korrokoitz «y que iba a ser avalado por los informes de los técnicos. Lo que se nos está diciendo es que los técnicos tienen que hacer el informe que se acomode a la decisión personal que él ha tomado con esos promotores. Eso no es aceptable».

José Antonio Santano recordó que en la coalición con EAJ-PNV «hemos tenido en otros momentos discrepancias o desencuentros» que, aunque podían estar «erosionando la imagen del equipo de Gobierno, no pasaban de ahí». Pero con lo ocurrido en torno a Korrokoitz, el alcalde considera que «se ha traspasado una línea roja. Esto afecta al crédito del Ayuntamiento de Irun como institución y al modo en que se hacen las cosas en esta ciudad», lo que ha motivado su decisión de cesar a Xabier Iridoy como delegado de Urbanismo.

No obstante, el alcalde quiso «dejar claro» que «no es mi intención romper el pacto de Gobierno con el Partido Nacionalista Vasco. No está en discusión el programa de Gobierno. Estamos hablando de una pérdida de confianza personal en la gestión de un concejal, en una materia muy sensible y en un asunto muy mal gestionado a lo largo de estos últimos doce días». Santano afirmó que «solicitaré al PNV que designe un nuevo miembro de su equipo para que pueda gestionar el área de Urbanismo».

EAJ-PNV manifestó ayer a última hora que a lo largo de hoy se pronunciarán sobre la decisión del alcalde de cesar a Xabier Iridoy como delegado de Urbanismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos