Se acabó la buena racha

Los unionistas llevaban sin perder un partido desde el 14 de enero.
/F. DE LA HERA
Los unionistas llevaban sin perder un partido desde el 14 de enero. / F. DE LA HERA

El Real Unión perdió en su visita a Osasuna Promesas y dejó en siete el número de jornadas seguidas sin perder

BORJA OLAZABAL IRUN.

Nueve partidos restan para que finalice la temporada en la Segunda División B. Nueve partidos en los que va a haber poco que contar. El Real Unión se ha quedado sin objetivos, aunque esa sea una gran noticia si tenemos en cuenta cómo estaba el equipo hace dos meses. Quedará agarrarse a las buenas noticias que vayan dejando los unionistas, aunque la última alegría se acabó el sábado en Tajonar.

Los irundarras visitaron al filial de Osasuna en la jornada veintinueve del campeonato y cayeron 1-0 ante un equipo que está en puestos de descenso. Con ese resultado se dio fin a una racha que había llevado a los de José Luis Ribera a estar siete jornadas sin perder. Siete partidos en los que habían sumado cuatro triunfos y tres empates.

Con la derrota ante los rojillos, el Real Unión se queda en la zona media de la clasificación. Los de Irun son decimosegundos con 36 puntos, los mismos que ha sumado hasta el momento el Amorebieta, que es decimotercero. Por arriba, el equipo que más cerca está es el Burgos, con seis puntos más, y los puestos de play-off, por mirarlos, no por que se pueda llegar a ellos, los marca el Racing de Santander con 51 puntos. Es decir, hay quince puntos de diferencia entre el Real Unión y el cuarto clasificado.

La amenaza de la zona de descenso ha pasado, ya que el Vitoria, que es el equipo que a día de hoy disputaría la promoción de descenso, está a diez puntos. Y el descenso directo lo marca Osasuna Promesas, que tras ganar a los txuribeltz se ha colocado con veintitrés puntos, a trece de los de Irun.

Uno de los objetivos que se podía fijar el Real Unión era alcanzar los puestos que permiten disputar la próxima campaña la Copa del Rey, pero también parecen inalcanzables. En principio se clasifican los cinco primeros del grupo, pero teniendo en cuenta que el Sporting B, la Real B y el Athletic B están entre esos cinco equipos, la barrera podría bajar hasta el octavo puesto. Y ahí aparece el Barakaldo, con 45 puntos y nueve más que los unionistas. Muy complicado.

Calendario difícil

El próximo partido para el Real Unión tendrá lugar el domingo a partir de las cinco en el Stadium Gal con el Tudelano como rival. Los navarros han perdido sus tres últimos encuentros y son décimos con 43 puntos.

En este tramo final del campeonato, los irundarras tendrán un calendario complicado, ya que menos el Arenas de Getxo, todos los rivales a los que se medirán están por delante en la clasificación. Entre ellos, los cuatro primeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos