Diario Vasco

Ventas recupera un solar de Aranibar a través del programa 'Barrio creativo'

Roberto Gómez de la Iglesia, Juncal Eizaguirre, Oihana Galardi y Gaizka Zuazo.
Roberto Gómez de la Iglesia, Juncal Eizaguirre, Oihana Galardi y Gaizka Zuazo. / F. DE LA HERA
  • Mediante esta iniciativa impulsada por el área de Cultura se ha realizado una intervención artística en dicho terreno, que se encontraba en desuso

Un terreno de Ventas situado en un extremo de las calles Karobiaga e Iruruzunzar, junto a la avenida Elizatxo, está siendo objeto de la iniciativa 'Barrio creativo'. Poniendo en contacto a agentes del ámbito artístico con vecinos de Ventas, se ha desarrollado una intervención en dicho espacio de la zona de Aranibar, que hasta ahora estaba en desuso.

La delegada de Cultura, Juncal Eizaguirre, dio a conocer los primeros resultados del proyecto acompañada por Oihana Galardi, de la AVV Landetxa-Ventas; Gaizka Zuazo, del Centro Superior de Diseño Kunsthal; y Roberto Gómez de la Iglesia, de la empresa Conexiones Improbables. «El programa 'Barrio creativo' arrancó en 2015», recordó la delegada, si bien en una primera fase se celebró en cuatro barrios diferentes con otras tantas intervenciones artísticas.

«A pesar de que las valoraciones fueron positivas, quisimos darle una vuelta al formato para que tuviera más empaque y una mayor visibilidad», explicó Juncal Eizaguirre. «El año pasado, elegimos un sólo barrio de manera que optimizábamos los mismos recursos en un lugar y el resultado podía tener mayor impacto. Y creo que lo hemos conseguido». El barrio de Ventas fue el elegido porque «para un proceso colaborativo como este es muy necesaria la participación y el trabajo de los vecinos, y sabíamos que en Ventas siempre se vuelcan muchísimo en este tipo de trabajos».

El proyecto 'Barrio creativo' comenzó con la selección del citado terreno de la zona de Aranibar para llevar a cabo la intervención, y posteriormente se contactó con Kunsthal para materializarla. Conexiones Improbables ha dinamizado este proceso «de democracia en el arte», definió Roberto Gómez de la Iglesia, en el que «se ha implicado a la ciudadanía».

Un proceso «que no tiene final»

Oihana Galardi explicó que la experiencia «ha sido muy agradable, aunque no exenta de dificultades en algunos momentos». La intervención que se ha llevado a cabo en el terreno ha consistido en un movimiento de tierras, así como la instalación de palés y otros elementos, como somieres. Gaizka Zuazo concretó que el objetivo era «el trabajo intergeneracional y, sobre todo, apoderarse de un lugar y que el barrio lo hiciera suyo». Los agentes de Kunsthal diseñaron una intervención que pudiera desencadenar ese objetivo. «Lo que hemos hecho es empezar muchas cosas, más que terminarlas».

Utilizando «referencias cercanas al arte procesual, hemos trabajado con la tierra intentando que vaya aflorando y surgiendo la vegetación. También hemos diseñado y construido unos artefactos con materiales que nos han dejado empresas del barrio», como por ejemplo Iturria. Los somieres, en los que se colocarán «elementos de señalética», han sido cedidos por Emaús. Asimismo, «hemos realizado una serie de plantaciones con vegetación herbácea, que pretenden ser un pretexto para generar eventos relacionados con las estaciones, como la 'fiesta de la siega'. La idea es que un par de veces al año se haga una siega colectiva», señaló Gaizka Zuazo.

La intervención realizada en el terreno tiene vocación de continuidad, pretendiendo que «la gente del barrio venga aquí. Todo esto está tomando forma de 'jardín creativo'. Hemos comenzado un proceso que no tiene final», concretó Zuazo. Oihana Galardi confirmó que «habrá un recorrido a lo largo del tiempo, del que nos encargaremos los vecinos».

Este jueves día 23, a las 19.00 en la biblioteca CBA, se proyectará un vídeo que resume el proyecto llevado a cabo y se expondrán materiales utilizados en la producción de esta intervención artística, como la maqueta de trabajo de Kunsthal e ilustraciones de Xabat Santamaría Martiarena.

«Lo que más nos importaba en el área de Cultura era el propio proceso, a través del que los participantes han podido adquirir conocimientos y herramientas» para poder llevar a cabo proyectos similares «de manera autónoma», subrayó Juncal Eizaguirre.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate